Pepa acepta casarse con Tristán, pero doña Francisca no bendice la unión

Hipólito se convierte en alcalde de Puente Viejo por la enfermedad de su padre


 Don Anselmo corre un grave peligro y él no lo sabe



Pepa acepta casarse con Tristán. Francisca no bendice la unión, pero sí expresa su desprecio por la partera. Piden a don Anselmo que empiece a mover la anulación de su matrimonio con Alberto.

Soledad le pide a Rosario que no interceda por Juan en su casa y cuando ésta igualmente lo hace le pone en su lugar, ella es la señorita y Rosario sólo es la criada. No volverá a hablarle de Juan.

Hipólito tiene que despachar como alcalde ahora que su padre está enfermo y lo hace francamente bien…

Los anarquistas parecen haberse marchado pero Los Castañeda de pronto creen ver a Virtudes siguiendo a don Anselmo. El cura efectivamente va hacia el puente donde le espera la muerte.

Pepa y Tristán hacen planes de futuro ahora que parece todo les empieza a ir bien, pero no cuentan con que Carlos espera en la biblioteca…




No te pierdas ninguna novedad sobre El secreto de Puente Viejo y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.