Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Una explosión sacude Puente Viejo

Venancia sufre lo que parece ser un ataque al corazón.

La semana del 18 al 22 de septiembre en ‘El secreto de Puente Viejo‘: Francisca prepara el terreno para pedirle algo terrible a Saúl, Prudencio malinterpreta la actitud de Julieta y la besa, Venancia sufre lo que parece un ataque al corazón… Sigue leyendo para enterarte de todo.

Capítulo 1663 (lunes 18 septiembre): Saúl es manipulado por Francisca

Saúl es manipulado por Francisca, que parece estar preparando el terreno para pedirle algo terrible. El chico está hundido por el fracaso de su proyecto y no tiene otra que confirmar a Francisca la situación límite, mientras, ella sigue abonando su frustración.

Francisca ante Saúl: Raimundo me lo ha contado todo



Prudencio ha aprovechado de nuevo su tiempo enseñando a Julieta para seguir ganándosela. Más tarde, Julieta acude al lugar donde se ha visto a escondidas con Saúl varias veces, pero él no aparece. Vuelve al pueblo muy desanimada, tanto que empieza a plantearse los motivos por los que está en Puente Viejo.

Marcela y Emilia hablan de lo rara que es la nueva huésped, sin saber de su relación con Candela. Cuando ésta va hacia la Casa de Comidas, Venancia los vigila a escondidas.

Todo ha ido de perlas: Ulpiano acepta de buen grado la decisión de su madre. Severo y Candela invitan a cenar a sus amigos cuando Adela le echa en cara que no hubiera compartido con ella su intención de marchar, ella se justifica y le confiesa ahora que ha recibido una visita incómoda en el pueblo. Carmelo recibe las críticas de los Ulloa y a él le pesan, pero como le comenta a Adela, nunca podrá separarse de Severo, por mucho que le lleve a terrenos incómodos como éste que están atravesando.

Capítulo 1664 (Martes, 19 septiembre): Mauricio y Nazaria confiesan que no se quieren

Venancia se acerca a Severo y Candela cuando pasean por el pueblo con Carmelito, a la mujer el chiquillo le recuerda a su nieto y Candela no aguanta que se le acerque, no le perdona todo el mal que le hizo y la quiere lejos. Severo, por su parte, no entiende nada. Venancia llega a La posada hecha un mar de lágrimas y cuenta lo ocurrido, así como su verdadera identidad. Candela hace lo propio con su marido, está aterrada.

Avance: Candela y su hijo planean su marcha bajo la mirada de Severo

Severo y Carmelo están dispuestos a ir hasta el final. Francisca también. Firman una guerra sin cuartel. Para ello la Doña quiere contar con la lealtad de Saúl para ver hasta qué punto puede llegar, por mucho que Mauricio lo desaconseje: siguen adelante con el plan. Finalmente, Francisca le pide a Saúl que ejecute sus ordenes

Mauricio y Nazaria confiesan que no se quieren pero tienen que convivir. Conversación amarga: hay que asumir la realidad. Julieta recibe una amena clase de Prudencio y Saúl los ve, pero curiosamente, ha cambiado de actitud y anima a su hermano a que pase tiempo con la chica.

Adela empieza a tener remordimientos por no poner al corriente a Ulpiano por la verdad que esconde el pasado de Carmelo: fue él quien mató a su padre.

Capítulo 1665 (Miércoles, 20 septiembre): En plena discusión Saúl acciona el detonador y la carga explota

Francisca matiza, no pretende atacar a nadie, quiere provocar una voladura que paralice las obras del Ayuntamiento. Saúl accede. A la par, a Severo le llegan las noticias del alta de la Doña: deben estar preparados para cualquier embiste, la temen. Adela comenta que Ulpiano podrá venir en breve con quince días de permiso para la boda, más tiempo del que habrían podido desear, entonces, ¿por qué Adela no se muestra tan contenta?

Venancia pide la intercesión de los curas para acercarse a su ex nuera: tiene un verdadero interés en arreglarse con ella. A Candela no le ha sentado bien este movimiento, está molesta porque la mujer haya intentado llegar hasta ella a través de los curas. Éstos le piden a Venancia que deje de intentar una reconciliación que no va a llegar y le aconsejan que se distancie y marche con la conciencia tranquila por haberlo intentado.

Dolores ha recuperado su mal carácter y fuerza a base de tenerle inquina a Tiburcio, el forzudo del circo a quien insiste en humillar después de que le haya izado dos veces sin su consentimiento. Las disculpas del circense no le sirven a Dolores, quien es seca en su rechazo.

Cuando Prudencio deja caer que su hermano da el visto bueno a sus encuentro, Julieta se enfada por el gesto que supone que Saúl “permita” sus encuentros. ¿Por qué tiene él que decir nada al respecto? Saúl no pasa por un buen momento metido también en el lío al que la abocado Francisca, recoge los explosivos. Esperará en lugar seguro hasta que llegue el momento de actuar.

Prudencio malinterpreta el estado de ánimo de Julieta y la besa. Ella sale corriendo. Sus pasos la llevan al lugar de encuentro habitual con Saúl a quien encuentra manipulando explosivos: ¡peligro! En plena discusión Saúl acciona el detonador y la carga explota. ¿Les habrá alcanzado? Finalmente, Venancia viene a despedirse. Al marcharse sufre un ataque al corazón, o al menos, eso parece.

Capítulo 1666 (Jueves, 20 septiembre): Saúl y Julieta salen indemnes de la explosión

Saúl y Julieta salen indemnes de la explosión y el chico se explica, quería volar las obras para poder estar con ella. La chica habla seriamente con él, no puede delinquir y además Prudencio ha intentado besarle. Irán con la verdad por delante, si están juntos, lo estarán con todas las consecuencias.

Saúl informa a Francisca de un repentino cambio de planes que desconcierta a la señora, pero le pide confianza y ella accede a regañadientes. Saúl cuenta a Mauricio sus planes para hacer el encargo de Francisca, quiere acondicionar las caballerizas para alojar a jornaleros que traigan de fuera.

Prudencio intenta disculparse por lo sucedido y Julieta las acepta, no hay de qué preocuparse. Venancia despierta de su desvanecimiento y Severo quiere llamar al doctor Zabaleta, pero Candela cree que la mujer está fingiendo. Éste se impone, será el doctor el que dirima la gravedad de su estado: confirma que Venancia ha sufrido un ataque al corazón y que necesita reposo. La señora se quedará unos días al cuidado de Candela. Adela comienza a profundizar en los planes de boda.

Hipólito y Onésimo han “reclutado” a Tiburcio para el transporte de barriles del vino que están cosechando y Dolores enfurece, ¿cómo cuentan con él después de lo que ha hecho con ella?

Nemesia, una vecina del pueblo, ha desaparecido. La encuentra Julieta a punto de tirarse de un risco y está dispuesta a seguirla en caso de que se lance al vacío.

Capítulo 1667 (viernes, 21 septiembre): Venancia está realmente enferma y le queda poco tiempo de vida.

Julieta salva a Nemesia y con la ayuda de Emilia la pone a salvo. Luego, la chica se compromete a ayudar a Nemesia hasta hacerle recuperar las ganas de vivir. Es Adela la que da la clave: hay unos terrenos que están a punto de pasar a ser de la Montenegro, lo evitarán si antes construyen ellas. Esa podría ser la casa de Nemesia. Tienen cinco días para intentarlo.

Emilia previene a Julieta sobre Francisca: Es capaz de cualquier cosa

Emilia pide ayuda a su padre y éste trata de convencer a la doña, pero Francisca ve detrás de todo el asunto al Ayuntamiento presidido por Carmelo y se niega a colaborar. Julieta no piensa rendirse de todas formas, así que si hay que construir una casa entera en cinco días, eso hará.

El doctor Zabaleta confirma que Venancia está realmente enferma y le queda poco tiempo de vida. ¿La dejará Candela marchar hacia la muerte sola? Finalmente la confitera contratará a Marcela para que sea ella quien cuide de su ex suegra: ella no puede ni verla.

Tiburcio vuelve al colmado a pedir disculpas a Dolores, y ella se muestra indignada, pero de pronto cambia la indignación por otro sentimiento… ¿se estará enamorando?

Saúl explica a Francisca y Raimundo que piensa traer mano de obra para no rendirse con su proyecto. Y así, el chico y Julieta comparten sus cuitas y sus planes. Vuelven a ser cómplices y algo más felices. Prudencio viene a hablar a Francisca de Julieta. ¿Qué le irá a contar?

Haz clic aquí para ver más fotos