Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Desaparece el hijo de Candela

Prudencio también confiesa a Julieta la verdad.

Esta semana, del 16 al 20 de octubre, en ‘El secreto de Puente Viejo’: La noticia de la desaparición de Carmelito llega a La Casona, pero Francisca está más pendiente de Saúl. Aun así, Severo sospecha que Francisca puede tener algo que ver en la desaparición y va por ella con Carmelo.

Severo conquista el corazón de Candela con esta bonita declaración



Capítulo 1682 (lunes 16 octubre): El hijo de Candela desaparece

Prudencio pasa el mal trago de explicar a Francisca y Raimundo la verdad sobre Saúl y él mismo; la historia deja a Saúl en buen lugar, pero con la amenaza de graves cargos sobre su cabeza. Prudencio también confiesa a Julieta la verdad y asegura estar dispuesto a dejarse la piel por Saúl.

Prudencio procura limar asperezas con Francisca y le asegura que él se encargará de todo. Julieta mientras, no va a dejar de trabajar en la construcción de las casas, aunque esta misma tarde irá a visitarlo al penal. Así, el chico recibe la visita de Julieta, quien no sabe si creer a Prudencio y quiere que Saúl le confiese la verdad.

La distancia se interpone entre Julieta y Saúl, ¿se acabó el amor?




Candela se despierta sobresaltada y se topa con que su hijo ha desaparecido y Venancia está herida. A los gritos de Candela van acudiendo amigos y vecinos. La tragedia se ceba sobre Severo y su esposa. Zabaleta atiende a Venancia y Candela mientras Severo informa de que han peinado la zona.

La noticia de la desaparición de Carmelito llega a La Casona, pero Francisca está más pendiente de Saúl. Aun así, Severo sospecha que Francisca puede tener algo que ver en la desaparición y va por ella con Carmelo.

Don Anselmo, que ve a Nazaria muy sola, se ofrece como confidente y le pide que frecuente la Iglesia.

Llega carta de Pedro para Dolores insistiendo en la firma de los papeles de divorcio, y para sorpresa del personal, esta vez firma sin queja ni pena.

Capítulo 1683 (martes 17 octubre): Francisca pone en evidencia a Prudencio

Saúl jura a Julieta que es inocente y le pide que no le abandone. Julieta le cree y le asegura que estará a su lado pase lo que pase.

Raimundo a Francisca: ¿Pretende perder a Saúl como lo hizo con Tristán?

Francisca pone en evidencia a Prudencio por no tener a Julieta controlada, le molesta que haya visitado a Saúl. El chico se enfrenta a Julieta por haber actuado por su cuenta. Ella se justifica y le informa de todo.

Francisca se niega a pagar la defensa de Saúl, al menos por el momento. Prudencio explica a Saúl que no cuentan con Francisca. Lo que sí tiene es un plan para sacarle…

Severo y Carmelo se topan con Raimundo y éste les detiene antes de que vayan a por Francisca y así el Santacruz comprende que, por una vez, Francisca no ha tenido que ver con su desgracia. Así, Severo y Carmelo aguardan en vano cualquier novedad respecto a la búsqueda del bebé, de momento desaparecido y sin rastro.

El doctor Zabaleta atiende a Venancia, que no muestra signo alguno de mejoría hasta el momento.

Tras la nueva carta de Pedro, Dolores deja de esconder sus sentimientos sobre Tiburcio. Pronto, Don Berengario dará un toque de atención a Dolores por su forma de comportarse con Tiburcio, ella dice que sólo será discreta y que de puertas para adentro hará lo que le venga en gana.

Capítulo 1684 (miércoles 18 octubre): Nazaria se pone muy nerviosa al recibir una carta

Prudencio buscará a un testigo que puede demostrar la inocencia de su hermano, así, parte hacia Madrid en busca de la respuesta con el beneplácito de Raimundo que lo defiende de Francisca.

Avance: Adela y Carmelo llegan al altar, ¿se celebrará la boda?

Julieta teme que Carmelo haya tenido algo que ver con la denuncia de Saúl en un intento de hacer daño a Francisca, pero Emilia y Alfonso creen que no han sido ellos pues nunca harían eso sabiendo que la máxima perjudicada sería Julieta, su novia. Carmelo da su palabra de que ni él ni Severo han tenido nada que ver en la denuncia contra Saúl. Y así, pasados los recelos, todos trabajan en paz y armonía para poner en marcha la construcción de las cinco casas.

Carmelo tiene oportunidad de ver cómo se desenvuelve Melitón como aspirante alguacil y lo contrata inmediatamente para el puesto. Tiburcio tiene buenas intenciones hacia Dolores y Don Anselmo lo entiende. Don Berengario se muestra más beligerante.

La convivencia en casa de los Santacruz es insoportable, Candela está desesperada y culpa indirectamente a su marido de lo ocurrido. Candela espera, ansiosa, que Venancia despierte, tal vez, con algún dato que aportar respecto al destino de Carmelo, no quiere imaginar su vida sin el niño.

Mauricio se alegra de que Nazaria vaya a la iglesia y haga amigos. Ella responde con ironía…. Y de pronto, Nazaria se pone muy nerviosa al recibir una carta.

Francisca acude donde Saúl para proponerle un trato: si deja a Julieta, ella le brindará su ayuda.

Capítulo 1685 (jueves 19 octubre): El cansancio y la angustia hacen mella en Severo y Candela

Saúl rechaza la ayuda de Francisca, no renunciará a Julieta. Confía en que saldrá absuelto porque es inocente. Ante el enfado de Francisca, Raimundo trata de hacerle recapacitar, si Saúl muere ella nunca se lo perdonará, lo echará de menos toda la vida.

¿Qué esconden las cartas que Mauricio escribe a Fe?

En un nuevo encontronazo entre Francisca y Julieta, la señora culpa a la chica de lo que ocurra a Saúl, si ella se apartara, Saúl podría defenderse con sus abogados. Julieta le cuenta a su novio la conversación que mantuvo hace un rato con Francisca, la verdad, es que ante todo no quiere perjudicarle.

Finalmente, Francisca no piensa ayudar a Saúl, pero tampoco quiere que nadie más lo haga. Por su parte, Saúl  está convencido de que Prudencio encontrará al testigo y que la verdad saldrá a la luz, todo irá bien, tranquiliza a su novia que empieza a sentirse culpable del desamparo del chico en la cárcel.

Nazaria se niega a contarle a su marido por qué se ha puesto tan nerviosa.

A base de zalamerías, Gracia calma el enfado de su esposo por no haberle dado el puesto de alguacil.

El cansancio y la angustia hacen mella en Severo y Candela que empiezan a intercambiar reproches. Adela se presta a vigilar a Venancia para que Candela pueda bajarse al pueblo a airearse mientras Severo se derrumba con el cura, preso del dolor y de la culpa. Su vida entera se desmorona.  Pero Candela, convencida de que Francisca es la culpable de todo va a su encuentro.

Prudencio vuelve desolado. Ha encontrado al testigo que buscaba… pero está muerto.

Capítulo 1686 (viernes 20 octubre): Severo evita en el último instante que Candela vaya a la Casona a amenazar a la Montenegro

La noticia de la muerte del posible único testigo es un golpe durísimo para Saúl quien tenía en su hallazgo la esperanza de una rápida liberación. Prudencio se lo cuenta a Julieta, e insiste en que la única forma de sacar de ahí a su hermano es pagándole un buen abogado, y sólo Francisca puede hacer eso.

Severo evita en el último instante que Candela vaya a la Casona a amenazar a la Montenegro. Severo pide a Nicolás la última foto que le hizo a Carmelito para colocarla en todos los periódicos del país. Los Castañeda le dicen que dé el número de teléfono de la Casa de comidas para recibir las noticias. Julieta intenta distraer su mente cuando llega un forastero para participar en la construcción de las casas.

Venancia se queda en casa de Candela y Severo

Venancia empieza a reaccionar. ¿Podrá decirles algo acerca de quién se llevó al bebé? Nazaria sigue inquieta por la carta recibida y don Anselmo no consigue sonsacarle sobre su contenido.

Prudencio le sugiere un pacto a Francisca para salvar a Saúl.

Saúl arriesga su vida por la felicidad de Francisca Montenegro Matías: Beatriz es un recuerdo dulce para mi  Ulpiano, más cerca de perdonar a Carmelo

Haz clic aquí para ver más fotos