Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Candela desaparece y temen que pueda cometer una locura

Se descubre que Vicente y Nazaria no son primos.

Esta semana, del 30 de octubre al 3 de noviembre, en ‘El secreto de Puente Viejo‘: Severo da la voz de alarma, Candela ha desaparecido y teme que pueda cometer una locura.

El trágico veredicto del doctor siembra el pánico en Candela



Capítulo 1690 (Lunes, 30 de octubre):Francisca no cede y mientras Saúl esté con Julieta, no moverá un dedo por él

Prudencio pide un poco más de tiempo, dice que cree que podrá hacerla cambiar de opinión y Saúl no percibe en absoluto que todo es una mentira. De vuelta en La Casona, Prudencio tiene que confesar que ha decidido posponer la entrega de la fianza y le pide confianza, cree que así puede librarse de Julieta para siempre. Francisca se pone en sus manos. Así, ante Raimundo hacen el paripé: Francisca ha cambiado de opinión y no va a ayudar a Saúl.

Para sorpresa y disimulado disgusto de Nazaria, Vicente viene a quedarse una temporada. Y así, Mauricio le ofrece trabajo en la finca: si es responsable y trabajador, todo irá bien.




Adela intercede por Severo, él también lo está pasando mal. Candela recapacita y le da la razón, debe cambiar de actitud. Pero Venancia les recuerda de nuevo tanto mal como están sufriendo y estalla una disputa entre ellos que parece imparable. Venancia desde su cuarto luce una sonrisa de satisfacción, esto es justo lo que ella pretendía, está resarciendo maquiavélicamente la muerte de su hijo, el difunto marido de Candela.

Tiburcio sigue mostrándose distante. Nicolás explica a Dolores que lo hace por su bien y buen nombre. Ella entiende que puede hacer lo que quiera y así habla seriamente con su hijo: tiene derecho a vivir su vida.

Prudencio es claro con Julieta: Francisca no cede y mientras Saúl esté con Julieta, no moverá un dedo por él. Prudencio es claro, solo si se aleja de su hermano, será libre.

Capítulo 1691 (Martes, 31 de octubre): Prudencio insta a Francisca a que actúe ya a favor de Saúl

Julieta acepta con dolor renunciar a Saúl para salvarle, no queda otra. Así, Prudencio insta a Francisca a que actúe ya a favor de Saúl. Pero cuando lo intenta, Prudencio llega con pésimas noticias: no se ha aceptado la fianza por Saúl. Irán a juicio y no habrá manera de evitar la condena.

Candela, ante las habladurías del pueblo, confirma a sus amigas y conocidas que tuvo una fuerte discusión con Severo, quien a la par está destrozado y no sabe ya si su relación con Candela se puede revertir. En el hotel se recibe una llamada de alguien que asegura tener noticias de Carmelito.

Nazaria agradece a Mauricio que haya empleado a Vicente sin que de momento lo sepa la señora. Tiburcio se sincera con Dolores: si la rehúye a la luz del día es porque no quiere causarle problemas.

Hipólito y Onésimo han preparado una zanja para que caiga Melitón. Realmente no superan haberse quedado sin el puesto de alguacil.

Julieta tiene un momento de sospecha sobre las intenciones de Jesús, pero quizás es el peso de la decisión que ha tomado la que le tiene totalmente desquiciada, tanto, que ni Consuelo puede aguantar su mal humor.

Capítulo 1692 (Jueves, 1 de noviembre): Candela ha desaparecido y Severo teme que pueda cometer una locura.

Prudencio reconoce que ha fracasado y pone el futuro de su hermano en manos de Francisca y ella empieza haciendo que el chico relate a sus abogados todo lo que sabe, empieza la defensa de Saúl.

Matías explica a Marcela que le han dado una pista y decide salir inmediatamente hacia Munia. Marcela avisa a todos de que Matías ha salido hacia Munia tras recoger a Severo de camino. Mientras, Candela espera noticias rodeada de sus amigos, ilusionada y espoleada por Venancia, por eso el mundo se vuelve a abrir bajo sus pies cuando Severo vuelve diciendo que era una pista falsa. Candela ya no puede ni mirar a su marido.

Julieta pide a Gracia y Adela ayuda para averiguar si tiene algo que temer de Jesús, tiene un mal presentimiento. Adela se lo comunica a Carmelo quien ha empezado a tomar medidas para descubrir si el peón esconde trapos sucios.

Nazaria se mantiene firme en su negativa respecto a contar a Francisca que ha venido su primo, postura que Mauricio no comparte. Severo da la voz de alarma, Candela ha desaparecido y teme que pueda cometer una locura.

Saúl se niega a forma parte del plan que ha pergeñado de Francisca, está buscando testigos falsos que puedan corroboran la historia de Saúl. Él dice que prefiere condenarse a mentir.

Capítulo 1693 (Viernes, 3 de noviembre): Saúl ha accedido a dejarse llevar por la estrategia planteada

Prudencio comprende que no podrá convencer a su hermano sin la ayuda de Julieta, y es que él solo se preocupa de la ausencia de esta e insiste en no llevar una defensa falaz. Prudencio presiona a Julieta para que obligue a Saúl a aceptar el trato antes de que sea tarde, y ella acepta disimulando el pacto con infinito esfuerzo. Tanto es así, que el muchacho no intuye que además de un ruego, es una despedida.

Mauricio insiste con Vicente delante en que deben hablar con la Señora, pero siguen negándose ambos.Adela sorprende a Venancia en una actitud sospechosa mientras habla con la foto de su hijo. Luego Dolores viene a levantar sospechas sobre el buen ánimo de la anciana, algo que a Adela no se le escapa, pues a ella misma le había dado previamente una sensación similar.

Jesús ha descubierto que estaba bajo vigilancia y enfrenta a Julieta, el único motivo por el que ha trabajado a destajo ha sido para poder aprender de ella y extender su programa de obras por otros pueblos. Julieta se ha equivocado con el chico, pero él lo perdona con facilidad.

Es el primer día del juicio y Raimundo acude con Saúl tal y como le ha pedido Francisca, y es que el señor se ha ganado el buen nombre de hombre justo. Por su parte, Saúl ha accedido a dejarse llevar por la estrategia planteada, y todo gracias a la presión de Julieta. Julieta se da cuenta de que no está sola en el bosque, parece que alguien la vigila.

Capítulo 1694 (Lunes, 6 de noviembre): Se descubre que Vicente y Nazaria no son primos

Era Candela la que miraba a Julieta en el bosque, y llora su desesperación en sus brazos. Ella la ayudará a vivir su dolor en soledad. Julieta viene a informar de que Candela está bien, pero necesita estar sola y pide que respeten su decisión.

Ha arrancado el juicio de Saúl y Francisca está nerviosa y desconcentrada, pero en general, todo el pueblo anda comentando el caso. El juicio va bien pero temen que Saúl tenga un “ataque de sinceridad” y todo se vaya al traste. Finalmente, Francisca convence a Saúl de que acepte pruebas falsas para demostrar su inocencia. Mientras, Prudencio se asegura de que Julieta va a cumplir con su parte del trato para salvar a Saúl.

Severo está tranquilo porque sabe que Candela está bien pero desolado porque se haya alejado de él.  Dolores se confiesa con Don Bernegario, habla de sus sentimientos hacia Pedro y también lo que hace con Tiburcio… Francisca también calma su conciencia con una confesión exprés, hecha a su medida.

Se descubre que Vicente y Nazaria no son primos: él viene a cobrar una deuda de origen bastante turbio. Saúl espera impaciente cuando llega Raimundo con el veredicto de la vista.

   

Haz clic aquí para ver más fotos