Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Un inquietante personaje aparece para desestabilizarlo todo

Filiberto se encuentra atado, tirado en el suelo y rodeado de personas encapuchadas esperando su final y mucho más en el avance semanal...

La semana del 16 al 20 de marzo en ‘El secreto de Puente Viejo‘…



Capítulo 2289 (Lunes, 16 de Marzo): Francisca habla con Raimundo, parece que sus planes están a punto de culminar

Marta intenta que su hermana le crea, pero Rosa se comporta de un modo extraño, parece desvariar. Pablo decide marcharse a Bilbao para buscar a Santos y a su madre para tratar de convencerles que retiren la denuncia contra Urrutia.




D. Ignacio agradece a Ramón su apoyo y reconoce sentirse culpable de lo ocurrido a Urrutia. Las dos parejas, Adolfo Rosa, Ramón- Marta deciden encontrarse y charlar amigablemente.

Adolfo confiesa a Tomas que no ha olvidado a Marta, está en shock desde que sabe, lo de su boda con Ramón. Su hermano le aconseja anular la boda y evitar más errores, pero Adolfo piensa en él bebe y cree que debe disimular lo horrible que le resulta el futuro.

Antoñita informa a la marquesa que Francisca le ha entregado un sobre con buena propina, como si fuera a despedirse Francisca habla con Raimundo, parece que sus planes están a punto de culminar.

Capítulo 2290 (Martes, 17 de Marzo): Doña Isabel insinúa que Adolfo no es hijo de su marido

El encuentro de las dos parejas resulta tenso, salvo Ramón, ajeno a las suspicacias y dobles sentidos que manejan los demás. El recién casado sostiene que decidieron todo con rapidez para evitar eclipsar la boda de su cuñada. Rosa inquieta a Manuela al comprobar su obsesión por la boda. Marta y Ramón pasean por Puente Viejo y cuentan su enlace a Tomas y Dolores.

D. Ignacio reúne a sus cuatro hijos y recapitula lo vivido en los últimos tiempos, les anima, a pesar de todo, a seguir adelante, quiere recuperar a su familia y en ese instante, reciben un telegrama que deja a todos asombrados. Doña Begoña ha salido de su sanatorio y está de camino a casa.

La marquesa comprende su error, al oír a Francisca explicar que Raimundo ha sido trasladado a una casa que han dispuesto en Puente Viejo. La Montenegro no puede evitar sonreír al detectar el gesto de decepción que tiene la marquesa.  D. Filiberto y Doña Isabel comparten rabia por sus frustrados planes.

La marquesa está tan furiosa que se enfrenta con Tomas y le reprocha haberle ocultado sus planes para modernizar la mina. Tomas cubre a su hermano, pero cansado de sus pullitas,  pregunta a su madre porque les trata diferente y prioriza a Adolfo. Doña Isabel sigue enfadada y termina insinuando que Adolfo no es hijo de su marido, el siniestro Simón Castro.

Capítulo 2291 (Miércoles, 18 de Marzo): Tomas pide a su hermano que suspenda su boda, Rosa está desequilibrada

Filiberto está a punto de atacar a Mauricio, pero es interceptado por dos enmascarados que le impiden el asalto y se lo llevan amordazado. Despierta en un lóbrego lugar y un encapuchado le da de comer y le pide paciencia, obtendrá respuestas a su debido tiempo.

Tomas presiona a su madre para que aclare sus palabras y le explique de quien es hijo, su hermano Adolfo, pero la marquesa le asegura que ambos son hijos de Simón y desvía su atención hacia un tema delicado, la boda de Adolfo.

Doña Isabel le cuenta que Rosa la apuntó con una pistola, está convencida que ha heredado la enfermedad de su madre y pide a Tomas que hable con Adolfo y trate de impedir que se case. La rabia de la marquesa se aviva  al recordar la pérdida de control sobre Francisca y lo vuelca en Antoñita y su capataz.

Tomas pide a su hermano que suspenda su boda y le asegura que según su madre, Rosa está desequilibrada.

En La Casona celebran el telegrama que anuncia el regreso de Doña Begoña.  D. Ignacio comparte con Manuela su preocupación por el regreso de su esposa y deciden tomar ciertas precauciones. Las tres hermanas se preparan para recibirla y  contagian su entusiasmo a Ramón que quiere causarle buena impresión.

Pablo teme que su presencia vuelva a enfermarla y duda si debe marcharse para evitar incomodarla, pero Carolina le pide que confíe.

Francisca agradece a Mauricio, Matías y Marcela, su ayuda con la mudanza. Cree que en esta modesta casa, podrá atender mejor a Raimundo y todos se ofrecen para que nada les falte en su nueva andadura.

Capítulo 2292 (Jueves, 19 de Marzo): Matías recibe una inquietante visita en el hostal

Doña Begoña es recibida con mucho alborozo por parte de sus hijas, pero con veladas reservas por parte de D. Ignacio, Manuela y Pablo, que temen su llegada por distintas razones. Las hijas revolotean alrededor de su madre y ésta se entusiasma con ellas y sus novedades. Rosa presenta a su prometido y Doña Begoña se muestra como la suegra perfecta.

D. Ignacio se asusta al no encontrar a sus hijas en La Casona, alertando a Manuela que percibe la angustia en sus ojos. Adolfo, exige a su madre explicaciones y la marquesa le asegura que Rosa es una desequilibrada, a la que no ama y con la que debe evitar casarse, pero su hijo se niega, espera un hijo de ella y debe asumir su papel.

Francisca recibe la visita de Dolores que no se cansa de poner ciertas pegas a la humilde vivienda, provocando el enojo de su anfitriona, que termina por ponerle en su sitio. Matías recibe una inquietante visita en el hostal.

Encarnación pide ayuda al capitán Huertas para hacerle llegar una carta a su marido y éste acepta, pero no sabe si lo conseguirá y le aconseja que medie con D. Filiberto que tendrá más acceso al capellán del penal, pero Encarnación teme que su hija y el sacerdote se enconen por sus diferencias políticas.

Matías visita a Alicia y le anuncia que ha recibido una visita de gente poderosa para recordarle que la oferta de liberar a Urrutia sigue en pie, siempre y cuando, renuncie a las elecciones.

Filiberto se encuentra atado, tirado en el suelo y rodeado de personas encapuchadas. Uno de ellos, el portavoz, empuña el crucifijo/puñal con el que D. Filiberto trató de matar a Mauricio; todo parece indicar que es el fin del sacerdote.

Capítulo 2293 (Viernes, 20 de Marzo): Doña Isabel quiere hacer desaparecer a Rosa

Manuela frena la angustia de D. Ignacio y le avisa que sus hijas pasean con su madre por Puente Viejo. Doña Begoña descubre que sus hijas no se llevan todo lo que bien que parecen mostrar. D. Ignacio intenta explicar a su mujer que el paseo con sus hijas le inquietó porque teme que su recuperación no sea total y Doña Begoña se disculpa y aprovecha para preguntarle por las rencillas de  sus hijas.

Adolfo despacha con Rosa y su padre los últimos detalles de la boda, pero no puede evitar recordar las prevenciones de su madre y el episodio de su prometida con la pistola. Doña Begoña improvisa una despedida de soltera para Rosa, haciendo oídos sordos al consejo de Manuela que sugiere descansar para la celebración.

Filiberto espera su final, pero el encapuchado le hiere levemente y le devuelve su arma, dejandolo aterrado. Le explica que son una organización secreta, dispuesta a impedir que llegue la República y quieren contar con él entre sus militantes.

Matías está preocupado por la charla que tuvo con Alicia. Cada cual tiene sus prioridades, él ha elegido a su familia por encima de todo y ella, presentarse a las elecciones, en vez de aceptar la libertad de su padre. Alicia da su primer mitin en Puente Viejo, en el que anuncia su decisión de presentarse a las elecciones, las presiones que recibe para no hacerlo y los rumores sobre una organización secreta que intenta impedir el avance de la República.

Doña Isabel se lamenta junto a su capataz e insinúa que lo mejor sería que Rosa desapareciera y así librar a su hijo de esta carga.

El Dr. Clemente informa a Francisca, Matías y Marcela, que el especialista sigue con el examen de Raimundo, pero ya intuyen que su proceso puede ser irreversible, puede haber milagros o que la ciencia avance, pero por ahora, no hay esperanzas de que se recupere. La marquesa se presenta en casa de Francisca.

 

Haz clic aquí para ver más fotos