El secreto de Puente Viejo

Unos encapuchados se llevan a Nicolás


Este lunes en El secreto de Puente Viejo… Unos encapuchados asaltan a los soldados e impiden que Nicolás sea asesinado, atan fuertemente al Capitán y a sus hombres. Se llevan a Nicolás. Cuando Nicolás despierta, descubre que sus amigos lo han liberado y lo ayudarán a escapar.

Don Berengario: Nos veremos antes de lo que imagina Nicolás

Vuelven los rescatadores a Puente Viejo: todo ha ido bien, ahora hay que disimular fingiendo que siguen celebrando la boda de Tiburcio y Dolores. Mientras, los soldados son incapaces de liberarse de sus ataduras, y cuando lo hagan, verán que el furgón no funciona: les han tomado el pelo.

Nicolás se reúne con sus cuñados, sigue adelante la huida, ahora hay que sacarle del país.

Irene está dispuesta a quedarse pero con condiciones. Severo las acepta todas. Así, Severo e Irene informan a los curas de su situación para que vean que no hay nada reprobable. Dolores le planta cara a doña Patrocinio y ella, lejos de molestarse, se muestra feliz y complacida.

Prudencio incide en el sentimiento de culpa de Julieta y ella termina disculpándose. A la par, Raimundo se da cuenta de la desazón y la pena que asolan el corazón de Saúl. Francisca culpa a Julieta de todo lo malo que pasa entre los dos hermanos. Y Francisca presiona hasta que Prudencio confiesa que no controla a Julieta, ni ha consumado: tomará cartas en el asunto. El General monta en cólera al enterarse de lo ocurrido. Ahora se encargará él personalmente.