El secreto de Puente Viejo

Una petición de matrimonio irreal


Irene ve que Severo esconde algo entre sus manos y comienza a pensar en lo que le gustaría que fuese: una auténtica pedida de mano, pero se desilusiona cuando lo que le regala, en vez de un anillo, es un brazalete con el nombre de Carmelito grabado.