Tanto Amalia como Nicolás desean regresar a sus verdaderos hogares