María y Gonzalo se marchan a Cuba para vivir felices.