Gregoria consigue examinar a Efrén, con la ayuda de Pepa, y cree que el muchacho nunca será una persona normal...