Águeda está dispuesta a comprarlas pero a nombre de Pepa, una situación que indigna a Francisca Soledad teme que Olmo...