El cura de Puente Viejo está gravemento enfermo, por lo que decide ir al hospital.