María y Gonzalo tienden una trampa a Alicia, no se fían de ella.