El secreto de Puente Viejo

Sol muere envenedada


Este miércoles en El secreto de Puente ViejoSol ha muerto envenenada. Severo se niega a que nadie se vaya hasta descubrir al culpable.  Las sospechas de los presentes, especialmente de Severo, recaen en primer lugar en Francisca. Tras desechar en principio a Francisca, las sospechas recaen sobre Hernando: éste se revuelve.

Raimundo se lleva a Severo para tratar de calmarle, se le ocurre que pueden decir públicamente que necesitan que la Guardia Civil les tome declaración a todos para así retenerlos un rato más. Pero parece que la medida no destensa la situación, el siguiente en aparecer señalado como culpable es Lucas… Y no se libra nadie; luego llega el turno de Carmelo. Severo es firme, nadie se irá sin haber pasado antes por las manos de la Guardia Civil. Así, todos pasan la noche encerrados en la Quinta.

Mientras, a la plaza llegan noticias de lo que sucede en la Quinta, han pedido refuerzos y no es de extrañar, pues los que se sientes presos en la casa se agolpan contra la puerta dispuestos a tirarla abajo.

Ismael cura a Beatriz, que se siente turbada por su proximidad. Camila está muy afectada en su habitación. Rogelia sospecha que algo le sucede, pero ella lo niega. Al día siguiente, ella se encuentra aún indispuesta cuando Ismael aparece por ahí para echar una mano; casi providencial la presencia constante de este chico por los Manantiales, que vuelve a practicarle la cura a Beatriz.

Avance: Beatriz se encuentra en peligro

Raimundo se dispone a abrir las puertas de la Quinta y Severo se obceca.

         

Haz clic aquí para ver más fotos

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!