El secreto de Puente Viejo

Sinopsis y fotos del 31 de marzo al 4 de abril en “El secreto de Puente Viejo”: Fernando regresa al pueblo con malas intenciones


Esta semana en “El secreto de Puente Viejo”: Conrado confiesa que se encuentra en la ruina. Isidro impide que Aníbal venda sus tierras. Alfonso y Emilia intentan ayudar a Terence para huir del pueblo. Fernando secuestra a Esperanza. Conrado cree que Lesmes oculta algo. Lewis se va de Puente Viejo, o eso parece.

Capítulo 787: lunes 31 marzo

Conrado comprueba sobre el terreno que su propiedad está arrasada. Tendrá que empezar de cero. Conrado confiesa a Gonzalo que está arruinado. Éste procura insuflarle ánimos. Aurora ofrece a Conrado cobijo en el Jaral. Él lo rechaza. Todos notan que Conrado no está bien. Conrado visita a Lesmes para agradecerle lo que hizo por él. Aprovecha para ver la dirección de la casa del ingeniero jefe, de donde el médico sacó las pruebas para su liberación. Aurora no encuentra a Conrado desde hace horas por ningún lado y se preocupa, decide salir a buscarle. De pronto llegan noticias del pueblo de Otero, donde vive el ingeniero jefe y Humberto, el colega de Conrado: ha habido un doble crimen.

Terence explica a Alfonso y Emilia quién es su hermano y lo que cree que le ha traído hasta aquí: ha venido a darle caza por el incendio de la finca familiar en Estados Unidos del que le quiere culpabilizar pero que en realidad fue obra del propio Lewis. Alfonso, Emilia y don Anselmo vuelven a ver a Lewis. El hermano de Terence no hace nada. Lewis se presenta en casa de Emilia buscando a Terence. La sorpresa de éste es mayúscula. Aníbal da su brazo a torcer y accede a sentarse a negociar la venta de la granja. Lo hace por Isidro. Hipólito no se rinde con los impermeables. Está decidido a provocar la lluvia para venderlos.

Capítulo 788: martes 1 abril

Lewis, para sorpresa de Terence, asegura a su hermano que ha venido a pedirle perdón y a ayudarle a limpiar su nombre. No parece fiarse demasiado de su hermano, eso dice a Emilia y Alfonso en privado. Terence, no obstante, decide seguir la corriente a su hermano. Con don Anselmo y Alfonso se sincera: todo es una trampa. Conrado está en la casa de Evaristo, el ingeniero jefe. Da la sensación de que él sea el responsable de los asesinatos. Aurora está cada vez más preocupada. Sigue sin haber rastro de Conrado. Irá a Otero con Gonzalo. Llegan a tiempo de que Conrado les explique lo sucedido.

Isidro impide que su hermano trate de vender la granja. Se quedarán, esa es su tierra. Fulgencio convence a Francisca para que convoque al Gobernador y otros ilustres a la Casona. Francisca explica a Gonzalo que quiere asistir al bautizo. Gonzalo le da permiso con sus condiciones. Hipólito busca métodos para hacer llover. Se decanta por las supersticiones que Raimundo conoce y deciden recurrir a sapos para provocar la lluvia. El intento de atraer la lluvia con los sapos termina en fracaso. Dolores se lo echa en cara a su nuera.

María confiesa a Candela que tiene un mal presentimiento. Sabe que es ilógico, pero es la verdad. María encuentra de forma inesperada la toquilla de Aurora. Se da un golpe y pierde el conocimiento. María recupera el conocimiento. Lo primero que ve al abrir los ojos es a Fernando Mesía.

Capítulo 789: miércoles 2 abril

María, atrapada y semi-inconsciente, escucha las intenciones de venganza de Fernando; la amenaza es clarísima: vete despidiéndote de tu hija. Al enterarse de que María no ha regresado, Gonzalo sale a buscarla y la encuentra inconsciente. Despierta con un ataque de nervios. María, más tranquila y después de que le hayan tratado de convencer de la imposibilidad de sus pensamientos, reconoce que su encuentro con Fernando pudiera haber sido sólo un desvarío. María se entera de que Francisca aceptó la invitación al bautizo.

Terence teme no poder escapar de su hermano, y, además, ha fracasado la gestión con la Montenegro a quien ha pedido ayuda para escapar. Lewis amenaza a Alfonso de forma sutil pero clara. No debe inmiscuirse entre él y su hermano. Aún con todo, Alfonso y Emilia se proponen ayudar a Terence a huir de Puente Viejo. Conrado insiste en saber cómo Lesmes obtuvo las pruebas, ¿cómo es que los dos hombres que se las dieron están de pronto muertos? Declaran abiertamente su rivalidad. Un enloquecido Lesmes deduce que su única salida es acabar con la vida de Conrado.

Hipólito no encuentra la forma de provocar la lluvia. Sus padres son muy críticos con su iniciativa. Fulgencio le asegura que Bernarda y su estado depresivo no será un problema para la recepción del Gobernador y le pide que no anule la fiesta por ella. Bernarda, también, muy agobiada, pide a Francisca que no anule la fiesta por ella. Isidro y Aníbal están contentos tras haber decidido no vender. Se escucha un estruendo en el exterior.

Capítulo 790: jueves 3 abril

María viene a prohibir a Francisca que asista al bautizo. Está fuera de sí y la señora lo nota. María confiesa su rechazo a Francisca. Mariana comprueba lo rara que está su sobrina. Gonzalo y Aurora reciben el aviso de que tienen que ir a atender una yegua herida. Aurora dará un calmante a María para que descanse bien. Cuando regresan agotados de atender a la yegua, encuentran a Rosario y Candela, maniatadas. ¡Ha sido Fernando! Mientras, María duerme plácidamente: La cuna está vacía. Fernando se ha llevado la niña y ha dejado una nota en la que se convoca a Gonzalo en la Garganta del Diablo. Sale del Jaral hacia allí. Sin que nadie pueda evitarlo, Fernando se tira con la niña en la parte más escarpada del río.

Se ha derrumbado el techo del establo de casa de los Buendía; el optimismo no puede con este cúmulo de desgracias. Se propaga la nueva desgracia de los Buendía. Conrado cree que Lesmes oculta algo y ellos atribuyen sus suspicacias a los celos sin saber lo mucho que el geólogo ha acertado. Lesmes se está enamorando de Aurora y Conrado se da cuenta. Lewis se dirige a casa de Emilia pensando que ahí encontrará a su hermano tal y como el matrimonio había planeado en su intención de ayudar a Terence. Don Anselmo confirma que han despistado a Lewis. Terence huye a la par que Lewis se da cuenta, demasiado tarde, de que le han tendido una trampa.

Capítulo 791: viernes 4 abril

Gonzalo y María saltan tras Fernando, a la búsqueda de la pequeña Esperanza a la desesperada. La caída puede matar a cualquiera. María se engancha al fondo del río con el camisón y parece que va a morir ahogada, pero Gonzalo consigue rescatarla. A quien no consigue encontrar es al bebé. Llega ayuda desde el pueblo para buscar a Esperanza. María se desmaya aterida de frío y desesperación, y es que la chica no estaba en condiciones de salud para afrontar un suceso así. María intenta reincorporarse a la búsqueda, pero se lo impiden: es preferible que se cuide.

Francisca se entera del suceso protagonizado por Fernando y ordena a Mauricio que marche de inmediato a colaborar en la búsqueda de Esperanza. Mauricio se pone a las órdenes de Gonzalo. ¿Aceptará éste la ayuda de doña Francisca? Los Buendía reparan el establo sin poder impedir que aumenten los rumores sobre su maldición. Alfonso y Emilia se enteran de lo sucedido con Fernando y Esperanza. Lewis se va de Puente Viejo. O eso parece, pero en realidad está al acecho. Francisca intenta sonsacar a Fulgencio sobre su verdadera situación económica. Mauricio se entera de que el máximo interesado en la reunión de mañana es Fulgencio y no Bernarda. Don Anselmo informa a Pedro de que el pueblo cree que no llueve porque los Mirañar son gafes.

    

Si quieres ver más fotos pincha aquí

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!