El secreto de Puente Viejo

Sinopsis y fotos del 25 de julio al 1 de agosto en ‘El secreto de Puente Viejo’: Bosco provoca una riada en el pueblo y luego huye arrepentido de la Casona

Esta semana en ‘El secreto de Puente Viejo‘: El Ejército se lleva a Raimundo. Alicia le declara la guerra a Aurora y muestra su verdadera cara. Raimundo vuelve para despedirse de los suyos: lo han condenado a exiliarse en Fuerteventura. Francisca convence a Bosco para acabar con el pueblo pero él tiene dudas. Bernarda intenta hacer recapacitar a Bosco pero él está dispuesto a obedecer las órdenes de Francisca. María ve un pasador de Alicia que le llama la atención. Conrado pide a David que le dé una oportunidad a Aurora y el niño la abraza.  Luisa se despide de Quintina con un beso y ésta queda muy confundida. María le cuenta a su prima que Humberto, el socio de Conrado, fue amante de Alicia en el pasado y que David podría no ser hijo de Buenaventura. Mariana ve una foto entre los retratos de Nicolás que la aterra.

Llega la noticia de que una riada se ha llevado por delante La Casa de Aguas. María y Aurora salen en busca de Gonzalo y Conrado pero sólo encuentran al primero malherido. Conrado aparece finalmente pero no da señales de vida. Dolores ha desaparecido y encuentran su zapato en el río. Bosco vuelve a La Casano pero al enterarse de las consecuencias de sus actos se siente muy culpable. El médico le dice a Aurora que no sabe si el geólogo despertará. Alicia y Aurora discuten sobre quién tiene derecho a cuidar de Conrado. El médico pone en manos de la joven un papel que Alicia quería hacerle firmar a Buenaventura. Bosco escapa de la Casona y, en el bosque, se despoja de todo lo que le recuerda a su nueva vida.

Gonzalo encuentra pruebas de que la riada no fue un accidente. Bosco conoce a una chica en el bosque que lo cuida y por la que se siente atraído. Dolores está muy extraña desde la riada, ni siquiera le interesan los chismes. Don Anselmo reconoce el pañuelo que ha encontrado Conrado: lo llevaba uno de sus secuestradores. Fe les confirma que Bosco tiene un pañuelo igual. Mariana se confiesa con don Anselmo: dice ser una asesina. 

Capítulo 870: lunes 28 julio

El Ejército se lleva a Raimundo. Mauricio llega con la noticia de la detención y Francisca llama al Gobierno Militar. La difícil situación política complica aún más la situación de Raimundo y Francisca no le ayudará. Raimundo vuelve para despedirse: lo han condenado al exilio en Fuerteventura.

Alicia se muestra como realmente es: rabiosa e iracunda. Le declara la guerra a Aurora. María ve un prendedor que lleva Alicia que le llama poderosamente su atención.

Éxito en el negocio de Nicolás con las fotos. Francisca convence a Bosco para acabar con el pueblo, pero Bosco tiene dudas. Bernarda intenta hacerle entrar en razón: que no paguen justos por pecadores. No obstante, Bosco ha tomado una decisión: hará lo que Francisca dice cueste lo que le cueste.

Quintina cree que Hipólito ha juzgado mal a Luisa, pero más tarde Luisa se despide de Quintina con un piquito en los labios. Quintina se queda sin palabras y Luisa se marcha. Conrado le explica a David que Aurora es la mujer de su vida y le pide que le dé una oportunidad. El niño lo entiende y abraza a Aurora.

Capítulo 871: martes 29 julio

Sospechas sobre la sinceridad y honestidad de Alicia al hilo de lo descubierto por María: Humberto, compañero de trabajo de Conrado años atrás, era amante de Alicia. María le cuenta a Aurora sus sospechas sobre Alicia, y que quizá David no es hijo de Conrado.

Quintina está desconcertada tras el beso que le dio Lucía y acude a hablar con Mariana. Quintina se da cuenta de que quiere a Hipólito por encima de todo. Alicia riñe a David por su acercamiento a Aurora. Bosco le confirma a Bernarda sus intenciones de obedecer a Francisca. Con la bendición de Francisca, Bosco se pone en marcha para cumplir sus órdenes. Bernarda intenta sembrar la inquietud en Francisca por si a Bosco le pudiera pasar algo.

Mariana descubre algo que le sorprende y le aterra en una de las fotos de Nicolás: un retrato de una muchacha. Funesta noticia: una riada se ha llevado por delante la Casa de Aguas. María se asusta pues Gonzalo y Conrado iban de camino allí.

Capítulo 872: miércoles 30 julio

María y Aurora salen hacia la Casa de Aguas temiendo por la suerte de Gonzalo y Conrado. Recorriendo el río, encuentran a Gonzalo magullado, pero vivo y María se lo lleva a casa. Gonzalo sospecha que la riada no ha sido un accidente. Al final consiguen encontrar a Conrado, pero no saben si seguirá vivo…

Los Mirañar se enteran de que la inundación puede haberse llevado por delante a Dolores. Mauricio informa a Francisca de lo sucedido en el pueblo, aunque ella se hace la tonta, Mauricio sospecha de quien ha llevado a cabo la riada. La señora sólo teme por Bosco, que no ha vuelto.

Pero cuando Bosco vuelve a la Casona y se entera de las consecuencias de sus actos siente remordimientos, además Bernarda le martiriza y él termina huyendo.

Capítulo 873: jueves 31 julio

El geólogo no parece dar muchas señales de vida por lo que llaman a un médico para que le diagnostique. El doctor explica a Aurora que es imposible saber cuándo despertará Conrado, ni siquiera si lo hará. Aurora entra al dispensario y comprueba que Conrado “ha desaparecido” y acude al hotel para ver qué ha sucedido. Se encuentra con Alicia, con la que se enfrenta.

Bosco ha llegado a su “refugio” en el bosque y se despoja de todo lo que lo ata a su nueva vida. Una vez allí, se dispone a cazar y al cabo del rato descubre que le han robado una de sus truchas… Tiende una trampa para cazar al intruso, que es una chica (Inés), pero cuando corre tras ella se resbala y cae al suelo herido en la cabeza.

Pedro busca un culpable para lo  que ha sucedido a Dolores, de la que encuentran un zapato en el río. Los Mirañar regresan sin haber hallado rastro de Dolores, que aparece de la trastienda como tal cosa.

Gonzalo se marcha en busca de pruebas que confirmen que la riada no se trata de un accidente. Encuentra un pañuelo que le suena: es de uno de los secuestradores de don Anselmo el día de su boda.

Capítulo 874: viernes 1 agosto

La inquietante presencia resulta ser una preciosa muchacha que lo cuida (Inés). Inés cura a Bosco, se gustan, se bañan en el río y acaban besándose. Pero Bosco recapacita, no quiere hacerle daño.

Alicia y Aurora siguen enzarzadas sobre quién tiene más derecho a decidir sobre Conrado. Aurora defiende a Conrado y reclama su derecho a permanecer a su lado durante la noche. Inocentemente, el doctor le da a Aurora un papel que Alicia quiere hacer firmar a Conrado.

Don Anselmo reconoce el pañuelo: era igual al que llevaba el anarquista que lo secuestró. Gonzalo consigue que Fe confirme que el pañuelo que encontró es de Bosco, o al menos, Bosco tiene uno igual. Dolores ha regresado extraña desde la riada, ya ni le animan los cotilleos. Los Mirañar andan preocupados por ella. Mariana, que llevaba días muy rara, se confiesa con don Anselmo: se culpa de ser una asesina.