El secreto de Puente Viejo

Sinopsis y fotos del 10 al 14 de noviembre en ‘El secreto de Puente Viejo’: Llega al pueblo el hermano de Gonzalo y Aurora de Cuba portando un ataúd


Esta semana en ‘El secreto de Puente Viejo‘: Inés pide clemencia a doña Francisca, está embarazada. La familia de Matías regresa al pueblo en su busca. Fulgencio vuelve para desmantelar la última baza de Aurora contra Francisca. Aurora se escapa para despedir a su hermano Gonzalo.

 

Capítulo 944: lunes 10 noviembre

Francisca demuestra que ella mandó a hacer la joya. No es el colgante original de Pepa, y así en el juicio el caso de Aurora empeora sin remedio, aún más cuando declara el doctor Zabaleta y se empieza a poner en firme que la chica no está en sus cabales… como siempre, mediando la demagogia del abogado de Doña Francisca. La sorpresa de Mariana, ir a ver a los padres de Nicolás con él, sale mal; él no quiere molestarlos en estas fechas porque es gente de negocios y no podrían atenderlos bien en estas fechas.

Inés lo tiene todo listo para marchar, pero antes tiene que hablar con Bosco, pero Francisca intercepta a Inés y amenaza con matarla. Inés suplica por su vida: está embarazada. Mientras, Amalia le saca a Bosco una fecha para la boda. Se casarán en tres semanas. Mauricio se interesa por la llegada de Gonzalo, tiene algo importante que sólo puede hablar con él, algo relacionado con los lunares que no confía a nadie más. Pero Gonzalo no ha especificado en el telegrama qué día vuelve y le tocará esperar. Por fin Aurora se decide a hablar. Pide permiso al juez para subir al estrado a declarar.

Capítulo 945: martes 11 noviembre

Inés le jura a Doña Francisca que, si la deja marchar, jamás volverá a verla; sólo quiere irse lejos de aquí. Por su parte, Bosco regresa a la Casona al darse cuenta de que Inés no va a acudir a la cita. La marcha de Inés es un hecho. A Fe no le cuadra que no se despidiera de ella ni hablara con Bosco. Francisca le entrega a Bosco la carta de despedida de Inés; sin duda es su letra. Sale a toda prisa del despacho. Sin avisar a Francisca, Bosco marcha en busca de Inés. Dolores se da cuenta de que Quintina está tejiendo unos patucos y deduce que está embarazada.

Alguien llama al colmado diciendo que es Gonzalo y que llega mañana a la estación de Munia, pero no se oía bien y Dolores no entiende por qué entonces no ha llamado al Jaral en vez de a su tienda. Se recibe en La Casona una vela dirigida a Francisca, otra más, idéntica al resto. La mujer se escama, ¿a qué viene esta insistencia?, ¿quién está detrás de este envío? Al volver a casa, Matías se da de bruces con su padre y hermanos. Su familia ha vuelto por él. Aurora asegura en el estado tener información de vital importancia, pero quiere decirla ante Francisca. Aurora cuenta que Francisca indujo a Bernarda a matar a su marido. Francisca se muestra muy afectada. Francisca desmonta la acusación de Aurora con una prueba irrefutable: llega Fulgencio.

Capítulo 946: miércoles 12 noviembre

La sorprendente declaración de Fulgencio elimina dudas sobre la inocencia de Francisca. Aurora está convencida de que ha perdido la última baza que le quedaba. Francisca se entera de que Bosco se ha ido y Mauricio alucina con el regreso de Fulgencio. Fe también informa a Candela de la marcha de Inés y Amalia telefonea a su padre, está muy nerviosa por su desaparición.

La “familia” de Matías confía en la colaboración del muchacho para dar varios golpes en el pueblo. Matías vive un dilema tras el encuentro con sus “verdaderos” familiares. El tren en el que supuestamente viaja Gonzalo va a llegar con un considerable retraso… pero llega por fin, pero solo baja un pasajero que dice ser Tristán Castro, hermano de Gonzalo, hijo de Tristán portando un ataúd. Dentro está Gonzalo, muerto.

Capítulo 947: jueves 13 noviembre

Tras recibir la noticia de la muerte de Gonzalo, María se desmaya. Cuando despierta espera que haya sido un sueño, pero no: Gonzalo ha muerto. Exige verlo pero no le dejan abrir el ataúd pues su enfermedad es muy contagiosa y sería un riesgo para la salud pública. Fulgencio renueva su pacto de lealtad con Francisca. El juicio contra Aurora queda visto para sentencia tras las conclusiones de los abogados, pero ella ya no tiene ninguna esperanza de un fallo a su favor. La desolación se extiende también en el Jaral después de que María les haya explicado que Gonzalo ha muerto en Cuba. Tristán, hermano de Aurora, consuela a Aurora y María y les explica las circunstancias de la muerte de Gonzalo.

Matías lucha contra su conciencia, sabiendo que está a punto de traicionar a sus benefactores. Don Anselmo explica a Raimundo que Gonzalo le dio una carta para María antes de marchar pensando que quizás el viaje sería el último, y cree que debe esperar para entregar la carta a María. Amalia empieza a mostrarse ansiosa por la suerte que habrá corrido Bosco, ausente desde que Inés desapareció también y a duras penas se controla. A Francisca la noticia de la muerte de Gonzalo no parece afectarle en demasía. En cambio, la llegada de un hijo perdido de Tristán sí le deja sumamente impresionada.

Capítulo 948: viernes 14 noviembre

Raimundo y Emilia reciben a Tristán en el hotel cuando éste pide habitación. Marcial comunica a Aurora que no podrá ir al entierro de Gonzalo. Llegado el momento del entierro, Alfonso y Emilia apoyan a María y le prometen que estarán a su lado. Todo Puente Viejo está demudado, la tristeza se hace física. Tristán acompaña a María a la vuelta del cementerio y le asegura que Gonzalo no la olvidó nunca. Matías se queda solo y recibe una visita en mitad de la noche: Ezequiel aparece por sorpresa y lo amenaza si no hace lo que debe hacer por su familia, ellos. Mientras, Emilia y Alfonso reciben las primeras informaciones que confirman sus sospechas sobre Matías…

Francisca aparece en el Jaral y se ofrece para lo que María necesite, lo que provecha para “conocer” a Tristán. Amalia está cada vez más nerviosa ante la falta de noticias de Bosco y cuando parece que ya nada la puede contener, regresa Bosco, profundamente triste y solo. Candela informa a Fe de que no ha conseguido nada que explique lo sucedido con su sobrina, parece que ha desaparecido y no hay nada que hacer. Aurora, sola en el Jaral, empieza a pensar en cómo librarse de su encierro; quiere despedir como sea a su hermano querido. Rosario y Candela se consuelan cuando la guardia civil aparece buscando a Aurora: ¡se ha escapado!

                                                      

Si quieres ver más fotos pincha aquí