El secreto de Puente Viejo

Severo y Raimundo se sinceran


Este lunes en El secreto de Puente Viejo… La noticia sobre las correrías extramatrimoniales del alcalde de Belmonte se van a publicar. Lola tiene que mentir a Prudencio y darle excusas sobre su ausencia. Prudencio se desahoga con Matías y éste le anima a que declare su amor a Lola; pero este, duda, le siente cercana, pero a veces le rehúye y eso le confunde. Prudencio le da a Lola su paga, pero ésta se lo devuelve; ha decidido liquidar su deuda. El cree que ella dejará el trabajo, pero Lola termina besándole y ambos sucumben al deseo.

Severo y Raimundo se sinceran. El primero le cuenta su intento de atentar contra el silo de Francisca, pero como se frustró todo y de ahí que sus huellas figuren entre los materiales; no tiene idea quién ha podido usarlos para activarlos en la boda. Raimundo le cree. Le cuenta a Francisca lo averiguado y ésta no quiere creerlo. Más tarde, será  Severo quien cuente a Carmelo lo confesado a Raimundo, confía en que él le haya creído.

Elsa e Isaac se despiden de sus amigos, se van al hospital. En el hospital el Dr. Zabaleta le cuenta detalles sobre su extraña patología de corazón y de cómo el cirujano cree poder curarla aunque reconoce lo delicado de la intervención.

Antolina pide a Marcela que le permita alojarse en la posada, su situación es muy precaria y necesita un lugar para quedarse hasta que decida qué puede hacer. Elsa e Isaac hablan del futuro y de sus miedos la víspera de la operación, no pueden vivir el uno sin el otro.

Francisca ha decidido invitar a casa a Irene y Adela. Raimundo se lo agradece aunque sospecha de que sus intenciones no son buenas. María está contenta con la visita y confía en que Fernando localice pronto al mejor especialista. Adela e Irene le hablan de una silla de ruedas más moderna, Francisca les anima a ir a por ella cuanto antes, aunque por su gesto, pareciera que algo trama. Cita a Mauricio y le da instrucciones para que se cumpla su plan, va a vengarse atacando a Severo y Carmelo donde más les duele.