El secreto de Puente Viejo

Severo parece totalmente decidido a poner una bomba que haga saltar todo el silo por los aires


Este martes en El secreto de Puente Viejo… En el pueblo empieza a saberse que Fernando y María Elena vivirán en Puente Viejo, y la primera que ve esta noticia como un nubarrón es Francisca, no lo soporta y provoca a Fernando intentando conocer sus verdaderas intenciones.

Las mujeres intentan encontrar alguien que les hable en la asociación de la situación legal de la mujer en el matrimonio, pues pierden todo derecho después de casarse pasando a ser una posesión más del marido.

Isaac deja a Antolina dos opciones: o retira la denuncia o tendrá que responder ante la justicia. Tiene la cartera de la que no se deshizo y tiene huellas de Antolina. Ella intenta negociar con Isaac, pero éste no le deja otra opción que retirar la denuncia.

Elsa pide al doctor Zabaleta que permita las visitas y le agradece todo lo que hacen para protegerla.

Prudencio reconoce a Marchena que no llegó a hablar con Francisca, ha decidido ofrecer una prórroga a Severo que pronto le comunica: le da un año de plazo para devolverle lo prestado. La única condición es que Francisca no se entere de este nuevo arreglo.

Severo parece totalmente decidido a poner una bomba que haga saltar todo el silo por los aires. Irene sabe que algo le pasa a su marido que, aun tranquilo por saber que no van a ser desahuciados, sigue raro. Prudencio y Lola se encuentran en la plaza y hablan (sin ser claros) de sus respectivos problemas.

Onésimo confiesa a Dolores que está enamorado de la nueva pescadera, pero teme que al alguacil le pase igual. Marcela y don Berengario intentan mediar para que Melitón y Onésimo arreglen sus diferencias que, claramente, se han intensificado por Saturna.

Haz clic aquí para ver más fotos