El secreto de Puente Viejo

Saúl y Prudencio tienen las horas contadas en La Casona


La sinceridad ha podido con Saúl y ha confesado el plan de Raimundo para que no se marchasen de La Casona. Al enterarse, Francisca no ha podido sino enfadarse con el hombre al que ama. ¿Es el momento de que Saúl y Prudencio se marchen de su casa? Esa decisión sólo estará en manos de la mujer más poderosa del pueblo.