El secreto de Puente Viejo

Rosario no puede separarse de Mariana


Cuando Alfonso se despierta, no encuentra a su madre en casa. Rosario no quiere separarse de su hija y al amanecer corre al cementerio a llorar en la tumba de Mariana. Su dolor y tristeza es inconsolable.

Rosario no puede separarse de Mariana

Eulalia y Francisca se alían contra Garrigues Atilano cae en la trampa de Sol y Lucas

Haz clic aquí para ver más fotos

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!