El secreto de Puente Viejo

Prudencio le planta cara a Julieta: “Eres tan estúpida que pensaste que con una carta bastaría”


Tras leer la carta que don Anselmo le dio de parte de Julieta, Prudencio no puede reprimirse y se presenta en la casa de su mujer para obligarle a que regrese con él. La joven, al oír la discusión con doña Consuelo, decide no esconderse y aclarar la situación. ¿Llegarán a un acuerdo?