El secreto de Puente Viejo

Prudencio aborda a Lola para oír de su propia boca que le sucede


Este martes en El secreto de Puente Viejo… Las explicaciones que Severo da respecto al silo que ha encontrado no acaban de convencer a Carmelo, ni siquiera saben qué almacena y piensa que su amigo está simplemente obsesionado con la Montenegro. Pero Severo insiste en su teoría ante Irene y por primera vez admite que pidió un préstamo: ya ni la casa que habitan es suya.

Irene pide a María que interceda por ellos en La Casona y trate de averiguar si hay algo de cierto en las acusaciones de Severo. Raimundo intentará mediar con Francisca, pero no puede prometer nada, de todos es sabido que el Santacruz y ella son enemigos acérrimos. Pero antes de que el Ulloa pueda hablar con su mujer, Severo se le encara: ¿Cómo tiene el cuajo de restregarle su desgracia siendo su esposa la culpable de todo?

Isaac acusa a Antolina de ser la culpable de la paliza que ha recibido Elsa en la cárcel. La prohibición de Zabaleta de ver a Elsa agravan aún más la presión de Isaac. A la par, el doctor Zabaleta frena las expectativas de Elsa con respecto a su recuperación, no está nada bien, de hecho, tiene un cuadro de extrema gravedad.

Dolores sigue demasiado posesiva con Belén y Gracia se muestra muy incómoda.

Lola vuelve a mostrarse extrañamente esquiva con Prudencio y se lanza a preguntar en La Casa de comidas: se rumorea que algo gordo ha pasado en casa de la chica. Finalmente, Prudencio aborda a Lola para oír de su propia boca que le sucede y por qué está tan desazonada: quiere ayudarla. Onésimo se queda encandilado con Saturna, la nueva vendedora de pescado de Puente Viejo.