El secreto de Puente Viejo

Pepa, al borde de la locura


Francisca presiona a Matilde para que acabe
con la partera

Soledad y Olmo reconocen sentirse atraídos el
uno por el otro a pesar de que no deberían

En el capítulo del lunes, Tristán empieza a asimilar que quizás no pueda estar con Pepa, ella ha cambiado demasiado. Pepa por su parte lo tiene claro, ya no hay nada que les una, y no está ni para escuchar los consejos de su amiga.

Mientras, Don Anselmo envía a Hipólito a catar vinos para la misa con la intención de que éste se emborrache y caiga en el pecado de la lujuria.

Emilia por su parte está a la defensiva, algo le pasa con Severiano. Y sale en busca de Alfonso para desahogarse, pero éste aprovecha el momento para contarle la verdad acerca de su novio. Pero Emilia se enfada y cree que éste quiere ensuciar su amor.

Matilde empieza a temer por la situación de Pepa, cada vez más acude a ella, en verdad la están volviendo loca. Francisca presiona a Matilde para que acabe con la partera, pero la mujer tiene sus reservas, no quiere llegar tan lejos, ya que estas cosas tienen consecuencias…

Y, entre tanto, Sebastián trata con su padre la oferta hecha por Olmo… no puede evitar dudas, es demasiado buena para dejarla de lado, además los Montenegro tienen más preocupaciones que la conservera, no le dan la prioridad que él espera.

Soledad y Olmo reconocen sentirse atraídos el uno por el otro a pesar de que no deberían.

Finalmente, Pepa está a punto de conseguir el dinero que Matilde le ha pedido cuando Tristán le pilla con las manos en la masa…