El secreto de Puente Viejo

Pablo se presenta en La Casona


Este martes en El secreto de Puente Viejo… Rosa disfruta de su felicidad y la comparte con su padre, orgulloso de verla tan contenta. Le quedan tres meses para su boda y tiene un largo listado de tareas. Se encuentra con D. Filiberto y le comenta ideas florales para la Iglesia y el cura aprovecha para pedirle que financie la pintura de la iglesia.

Marta charla con su padre y le confiesa que  está muy tocada por los problemas que ha detectado entre los más necesitados y le reprocha haberles protegido en exceso, se siente una privilegiada y debe de actuar en consecuencia. En plena conversación, Pablo reaparece en La Casona.

Adolfo intenta conciliar con Damián, pero éste le recuerda las duras condiciones de la mina y como muestra, le informa de las notas de desprecio hacia su madre, encontradas en la colecta para la familia de Cosme. Urrutia comenta con Solozábal la impecable actitud de Adolfo, pero también las suspicacias que genera su presencia. El empresario cree acabará por ganárselos.

Adolfo cuenta a su hermano sus reparos sobre su trabajo en la fábrica, siente que no encaja. Aprovecha para informarle lo de las notas contra su madre que escribieron los mineros y Tomas se indigna. Francisca exige a Antoñita que venga a verla un médico, se encuentra peor, teme dormirse y no despertar.

Alicia y Matías comparten su preocupación por el silencio del sindicato, pero ella se siente mal, recuerda sus primeros encuentros íntimos con él y el coraje que ahora le provoca tenerlo cerca. Mauricio charla con Marta sobre su entrega a los más desfavorecidos del municipio y aprovecha para presentarle al otro concejal, Matías, que se sorprende por el fichaje, aunque en seguida sintonizan.

Urrutia comparte con su mujer su desazón por Alicia, la siente amargada, siempre a la gresca y no consigue más que enfadarse con ella por su irascible actitud. Encarnación le pide paciencia, será ella la que trate de mediar y comprender a su hija.

Mauricio se presenta en La Habana y propone a Maqueda ser concejal; el capataz decide pensárselo. Encarnación sorprende a su hija haciendo una maleta y la madre se queda consternada creyendo que se marcha de casa, pero la hija le sorprende, prepara un viaje a Madrid de fin de curso y aprovecha para enseñarle las buenas notas; su madre lo celebra más tranquila. El capitán Huertas irrumpe en el hostal, necesita hablar con Matías con urgencia.