El secreto de Puente Viejo

Martín no se acostumbra a la vida del seminario


Francisca ‘lamenta’ que Pepa sea hija de Salvador, pero deja claro que no tiene derecho a la herencia

Martín no reacciona en el seminario. Parece no prestar ninguna atención a su alrededor por mucho que los curas traten de doblegarle. Calvario pide paciencia con el niño y ofrece más dinero para que le den un trato mejor.

Pardo asciende a Juan oficialmente ante sus hombres.

Olmo le reprocha a Águeda que dé un trato amable a Pepa y un trato brusco a su persona. Olmo se desahoga con Soledad sobre sus roces con Águeda. Soledad envía una nota a Juan pero el joven se enfurece al recibir la nota que le envió Soledad.

Los Castañeda no sueltan prenda sobre Alfonso por mucho que Emilia quiera saber de él; ya tuvo su oportunidad y la rechazó, ahora no les da ninguna pena que la chica se haga la torturada.

Francisca “lamenta” que Pepa sea hija de Salvador. Deja claro que no tiene derecho a la herencia. Finalmente, Francisca consigue que Tristán acceda a vender a Sebastián la conservera.

Entretanto, Pepa, incapaz de soportar un cuchicheo más a sus espaldas, estalla.