El secreto de Puente Viejo

  Los jornaleros se rinden


Este lunes en El secreto de Puente Viejo… Irene confiesa cómo ha llegado hasta aquí y explica su doloroso pasado; Irene se marcha, destrozada, dejando aquí al que, hasta ahora, ha considerado su bebé.

Dolores tiene un encontronazo con una forastera… que resulta ser la madre de Tiburcio, Doña Patrocinio.

Saúl y Prudencio aceptan las condiciones de Larraz para que éste suspenda la ejecución: penas menores a cambio de un trato suave de cara a la justicia para los sublevados que tienen todas las de perder con el ejército a las puertas del pueblo.

Así, finalmente, Adela llega con buenas nuevas.  Los jornaleros se han rendido. ¡Vuelve la normalidad! En la Casona, cumplen con su cometido y se esfuerzan por cumplir lo prometido al cabecilla de la sublevación.

Rendición y entrega de armas. Laura se despide, ha llegado el momento de partir. Y así, en la Casona tiene lugar una celebración espontánea que rinde honores a la fortaleza con la que Francisca ha sabido llevar la situación, pero también hacia los chicos, que han propiciado el final feliz.

Julieta vuelve a casa ahora que no tiene excusa para quedarse con su abuela para su protección.  Saúl se interesa por ella y Prudencio disimula el malestar que le produce verlos juntos.

Liberado Puente Viejo, el juicio se celebrará en el pueblo. Pero cuando llega Dos Caras al pueblo, provoca a Nicolás, le cuenta cómo Mariana suplicaba no solo por su vida sino por la de su hijo: estaba embarazada. Nicolás, en un arrebato de ira arremete contra él