El secreto de Puente Viejo

La tía Eulalia busca a Francisca Montenegro


Este jueves en El secreto de Puente Viejo… Marta convence a Rosa que espere y no se precipite con Adolfo.  Teme quedar al descubierto y se siente atormentada. Se desahoga con Manuela, se da cuenta que no puede traicionar a su hermana y decide conseguir que Adolfo le aborrezca.

Carolina escribe a Pablo y D. Ignacio se anima a escribirle también. La menor se lamenta del enfrentamiento familiar, pero el padre confía en que todo volverá a su cauce. Rosa se desinfla por los pasillos, lánguida e inapetente. D. Ignacio comenta a Urrutia que ha recibido una oferta por La Casona y cree que debe considerarla, le ha cogido cariño, pero para él y su familia, el futuro está en Bilbao. Llega Ramón y se marchan a visitar a la marquesa para ofrécele comprar la mina, pero no les deja ni entrar en detalles, se niega a vender.

Matías relata a Alicia, como tuvo que arrojar las armas al rio, al sentirse rodeado por la Guardia Civil y los retrasos que eso provocará en la estrategia revolucionaria. La hija de Matías llora porque ha perdido un diente y Marcela reprocha a su marido su escasa implicación, no ha sabido ni siquiera darle consuelo.

Raimundo se marcha, seguirá buscando a Francisca y de despide de Marcela y Matías, no sin antes aconsejarles que cuiden su matrimonio.  Matías se solaza con Alicia y ambos dan rienda suelta a sus deseos. Urrutia y su mujer planifican su regreso a Bilbao, pero temen que Alicia no acepte el regreso.

El capataz informa a Tomas y Adolfo, que un accidente de un minero le ha retrasado, pero lo que más le preocupa es el ambiente laboral, teme que cualquier minucia desborde la tensión. La marquesa habla con su testaferro para que empiece a pujar por La Casona. Antoñita le informa que Raimundo se va de Puente Viejo. La tía Eulalia autoriza a su lugarteniente, Campuzano, el hombre que le informó del hallazgo del asesinado en el bosque, que busque a Francisca Montenegro.