El secreto de Puente Viejo

La chanza semanal de Los Manantiales: Cantinero de Cuba


Como cada semana, te traemos la sección semanal ‘La chanza semanal de Los Manantiales‘, donde veremos con un toque de humor, con chanza, como dirían en la serie, lo que nos espera en los siguientes capítulos. Una versión alternativa y complementaria al avance semanal donde cada semana descubres lo que está por venir en la serie. Gracias a Geni y a la página “Los Manantiales”.

Capítulo 1424 (lunes, 3 octubre): De Verano Azul a Otoño Negro

Don Alfredo, avispado como es, se ha dado cuenta de que con la mancha en el currículum que le ha dejado el trabajar para la familia Dos Casas, necesita pluriemplearse para llegar a fin de mes, por ello ha aceptado el trabajo de “Mensajero de La Parca”. En el pueblo cuando lo ven aparecer ya se atavían todos con el ajuar luctuoso y lo reciben a ritmo de réquiem. Y es que últimamente en Puente Viejo lo único que se celebran son Pompas Fúnebres. En este caso, el desafortunado ganador de la Ruleta del Infortunio ha sido …

Una acongojada y llorosa Camila es la encargada de darles la noticia al resto de los habitantes de Los Manantiales.

Hernando, al enterarse, entra en shock y no puede quitarse de la cabeza la vitalidad de Elías en su último encuentro.

Capítulo 1425 (martes, 4 octubre): A perro flaco, todo son pulgas

Hernando está a punto de explotar. Como si fuera poca cosa el ir perdiendo en su partida particular al UNO con la señora de la Guadaña, que le ha ido encasquetando años de luto a golpe de “Chúpate dos” “Y otros dos, y otros dos…”. Ahora se le suma el intento de robo de sus empleados por parte de Cristóbal Garrigues. Así que ni corto ni perezoso, se enfrenta al nuevo amo de La Casona y le regala todo un repertorio de zascas que dejan al bueno de Cris con ganas de hacer volar por los aires Los Manantiales y a todo el que se encuentre dentro. Dos Casas habla con sus trabajadores y les informa de que si pensaban usar la oferta de Garrigues para conseguir una mejora en sus condiciones laborales, que se vayan olvidando: él les paga generosamente y si alguno prefiere irse a trabajar a la textil, pues le desea buena suerte porque la va a necesitar.

Por su parte, Camila se enfrenta a Emilia por el mismo motivo y parece que el buen rollito entre ellas se resiente. La cubana se marcha a Los Manantiales con el ánimo de un toro bravo al que le estuvieron tocando las narices con un capote. Así que cuando un forastero la aborda en el camino, ella suelta toda su rabia y su energía dándole un morreo que al pobre hombre los huesos se le vuelven gelatina.

Capítulo 1426 (miércoles, 5 octubre): ¿Dónde está mi hija, matarile-rile-rile?

Dónde no la encontrarás, matarile-rile-rá

¿Dónde está mi hija, matarile-rile-rile?

Si me das pasaporte, pues ya nunca lo sabrás chim-pón

 

Con esa canción infantil se ha librado Camila de una muerte segura. Y es que parece ser que el intento de fugarse con Beatriz hace un par de meses no fue la primera vez que intentó liberar a una niña de la presencia de su padre o la de privar a un padre de la compañía de su hija. Yo de Nicolás tendría mucho cuidado, y empezaría a no dejarle cuidar de Juanita, no vaya a ser que Camila escuche de casualidad las acusaciones de Los Castañeda y decida rescatar a la niña del influjo de un padre asesino. Es la Pimpinela Escarlata, pero a la cubana.

Capítulo 1427 (jueves, 6 octubre): El juego del escondite

No hay mejor escondrijo que el más allá. Onésimo informa de que el cuerpo de Elías ha sido reclamado por un familiar, así que el hoyo que han cavado en el cementerio municipal se ha quedado sin dueño (por el momento, muahahahaha). Pero a ver, ¿en este pueblo nadie se cuestiona nada? ¿Qué familiar ha reclamado el cuerpo (si nadie conocía a la parentela del señor Mato)? ¿Cómo se ha enterado de la muerte repentina de Elías (salvo que ya supiera que iba a pasar a mejor vida en breve)? ¿Quiénes han visto y reconocido clínicamente el cadáver? Porque a mí esto me suena a drama chespiriano, pero sin final trágico. Así pues, tómese unos chatos a mi salud, Sr. Mato y que le vaya bien en la vida.

Por otro lado, Camila está más rara que un perro verde y Hernando achaca ese estado a la confrontación con Emilia y a la muerte de Elías. Pero no deja de preocuparse, sobre todo, por la forma tan rara en la que se expresa últimamente.

Capítulo 1428 (viernes, 7 octubre): Horizonte despejado… o no

Camila está jugando con fuego y a puntito de quemarse. Hernando casi la pilla con su nuevo amigo, al que la cubana le ha pedido tiempo y que más vale que se lo conceda si es que quiere volver a ver a la niña con vida. (Ejem… Cami, ¿no te da vergüenza amenazar a una criatura? Luego vamos llamando criminal y asesino a otros. Si es que se ve mejor la paja en el ojo ajeno ¿a que sí?).

Cristóbal no ha conseguido birlarle ni un mísero empleado a Hernando y está que se lo llevan los demonios. A él nadie le contraría. Quiere esos empleados y los va a conseguir. ¿Y qué mejor forma para hacerlo que dejarles sin su actual empleo? Que se prepare el señor Dos Casas porque a sus manantiales les van a cerrar el grifo.

La Guardia Civil comunica a Hernando que no se han hallado rastros ni evidencias sobre un posible cómplice de Elías, por tanto, se ha dado carpetazo al asunto: en Los Manantiales ya pueden dormir tranquilos porque nadie irá a terminar el trabajo de Elías.

En algún lugar no muy lejos de allí…

Estos divertidos avances alternativos han sido escritos por Geni Fernández Pérez. Muchas gracias también a la página de Los Manantiales (Twitter / Facebook) por el descubrimiento.

Haz clic aquí para leer el avance semanal

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Camina, amenazada de muerte