El secreto de Puente Viejo

Julieta y Prudencio vivirán la furia de Francisca Montenegro


La doña se ha percatado de que algo raro está pasando entre los hermanos Ortega y Julieta. Sabe que Saúl se pasa las tardes encerrado en su casa y, por mucho que diga Prudencio, no se cree las palabras de Julieta. Enfadada y con una gran rabia, Francisca Montenegro advierte de a ella nadie se la juega.