El secreto de Puente Viejo

Isaac y Elsa comunican que se marchan un tiempo de Puente Viejo


Este viernes en El secreto de Puente Viejo… Severo y Carmelo se sorprenden por el comentario vengativo del subsecretario contra Puente Viejo. Cavilan y deducen que hay algo personal en esa inquina; quieren investigarlo, por si encuentran un hilo del que tirar, aunque saben que el tiempo corre en su contra. El subsecretario, por su parte, apremia a los vecinos para  que acepten cuanto antes y se dejen de batallas inútiles.

Isaac y Elsa comunican en la merienda que se marchan un tiempo, quieren poner en orden asuntos legales de Elsa en su pueblo y disfrutar de una luna de miel. Todos les desean lo mejor. Prudencio ha ideado un plan para librarse de la amenaza de Francisca, pero necesita pedir ayuda a Matías y Marcela para desenterrar el cadáver del padre de Lola, así Francisca, no podrá chantajearla. Ambos aceptan, aunque la misión tiene sus riesgos.

Carmelo vuelve a visitar a Fernando y aprovecha un descuido de Mesía para arrancar una hoja de su cuaderno. Entrega a Irene la hoja y le pide que, con ayuda de Anacleto, localicen un grafólogo que pueda cotejar esa nota con la carta hallada en el cadáver de Belmonte. Irene quiere saber más, pero éste se niega y le ruega que mantenga a Severo al margen ya que éste, se debe dedicar por completo a luchar por el pueblo.

María sigue obsesionada con sus ejercicios y todo esfuerzo le parece poco. Exige a la enfermera que le aplique un tratamiento más severo y la presión surge efecto. Es un tratamiento experimental que la enfermera ya ha probado antes, consiste en pinchar agujas en distintos puntos de su cuerpo para estimularlo, aunque muchos médicos están en contra de su aplicación y los dolores son intensos. La enfermera acepta, pero Fernando no debe saberlo.