El secreto de Puente Viejo

Irene sabe quien es el responsable de todo lo ocurrido


Este viernes en El secreto de Puente Viejo… Vilches no permite que María vea a su hermano. Es la hora de los ejercicios y es inflexible.

La enfermera aplica métodos de rehabilitación duros y humillantes, asegura que María no está tan mal como quiere simular y ésta termina cayendo de la silla en un intento por recoger los dibujos que le han mandado sus hijos y que la enfermera ha tirado al suelo. Pero esta era la manera de testar a la paciente.

Irene insiste en que les den un poco más de tiempo para comprobar los datos obtenidos, un día no es suficiente para encontrar pruebas tangibles contra el alcalde de Belmonte. También Mauricio está desesperado porque no puede dar más largas a la señora. Cuando llega Irene con noticias, dice saber quién es el responsable de todo lo ocurrido.

Isaac no consigue convencer a Elsa de que se marche a la posada para estar más protegida. Mientras, Antolina malvive en condiciones infrahumanas en un chozo. Está furiosa y hambrienta. En un despiste del alguacil, Antolina se cuela en el salón municipal.

Consuelo llega con Prudencio diciéndole que ha llegado carta de su hermano y poco después Marcela con Lola. Les han preparado una trampa para hacerlos hablar, pero el intento termina en desastre porque Prudencio se niega a escuchar a Lola. Más tarde, ésta agradece el intento de reconciliación, aunque hayan fallado. De momento, no sabe qué va a ser de su vida.