El secreto de Puente Viejo

Inés suplica a Amalia que la ayude


Este viernes en ‘El secreto de Puente Viejo‘: Amalia sale del pasadizo jurándose a sí misma no volver a complicarse la vida. No es Tristán sino Fe quien sorprende a María con las manos en la masa. La doncella se ofrece como su cómplice. Francisca recibe la visita inesperada de Raimundo y también con él niega tener responsabilidad alguna con Aurora.

En el capítulo de mañana

Amalia parece superada y a punto de salir huyendo aunque Inés le suplica que le ayude. Amalia sale del pasadizo. Viene jurándose a sí misma no volver a complicarse la vida. Amalia consulta con su padre sobre el hallazgo que ha hecho. Inés escucha como alguien se acerca. Pregunta quién es pero nadie responde… No es Tristán sino Fe quien sorprende a María con las manos en la masa. La doncella se ofrece como su cómplice. María procura que Tristán se confíe para hacerlo incurrir en una contradicción más.

Bosco parece haber conseguido contagiar a Francisca su determinación por modernizar la finca. Los más allegados comprueban que Aurora está muy mal. Se aferran a la esperanza de que mejore, pero parece vana, pues le han frito el cerebro. Mauricio explica a Bosco que tiene previsto colarse en el interior de la Quinta Vieja, que está en obras. Alguien lo aborda por sorpresa.

Ni Pedro ni el mismo Hipólito perciben en Santiaguito un rival. Santiaguito viene a despedirse de Quintina y están a punto de besarse. Hipólito sigue sin enterarse. Fulgencio ha venido a desayunar temprano con Francisca. Los dos se justifican con María. Francisca recibe la visita inesperada de Raimundo y también con él niega tener responsabilidad alguna con Aurora. Conrado intenta acercarse a Aurora y ésta sufre una crisis que la lleva a estar fuera de control.