El secreto de Puente Viejo

Inés confía ciegamente en Amalia en ‘El Secreto de Puente Viejo’


El perdón de Amalia tras haber asesinado a su padre ha sido clave en ello. Encerrada en una cabaña abandonada, Inés ve en Amalia la única ayuda del exterior que posee.

Los sucesos de los últimos días han sido claves para que Inés confíe por completo en Amalia. Tras haber asesinado al padre de ésta, sentía que perdía todo apoyo del exterior. Sin embargo, Amalia le ha perdonado, ya que comprendió que lo hizo en defensa propia.

Ahora se encuentra en una cabaña abandonada en las tierras de la Montenegro donde la esposa de Bosco le ha dado refugio. Ésta le ha asegurado que quien la tenía presa podría tener cómplices. Amalia se encarga de llevarle comida y ropas de abrigo para que no le falte de nada. Para ganarse aún más la confianza de Inés, Amalia le ha dicho que también está embarazada de Bosco.

Nada sospecha Inés de que la muerte accidental de Melchor, padre de Amalia, no fue tan fortuita como parece. La joven está convencida de que él era quien la tenía presa. Realmente todo formaba parte de un plan tramado por Amalia. Ella le aseguró que quien entrase por la puerta de la celda querría matarla, por lo que le entregó una pequeña pistola para defenderse.

Melchor empezaba a ser una molestia para su hija. Él sabía que ella no podía tener hijos, por lo que no se terminaba de creer que estuviera embarazada. Para ello urdió un plan por medio del cual se desharía de él. Picó la curiosidad de su padre para que fuera a los pasadizos, donde encontró a Inés. Ésta estaba avisada por Amalia de que quien entrase por la puerta querría matarla, por lo que disparó sin ver siquiera quién entraba.

Así encontró Amalia a su padre, muerto en la entrada de la celda. Fingiendo sentirse terriblemente afectada, pone a Inés a salvo. Al haberse su confianza, se asegura de que ésta no salga de donde se halla escondida. Los planes de Amalia son que de esta forma, cuando Inés tenga a su hijo, Amalia se lo arrebataría. Para deshacerse de ella presentaría ante las autoridades la pistola con la que disparó, que contiene sus huellas.

Doña Francisca la ha tachado de loca al enterarse de lo que ha hecho. Le parece una barbaridad el plan que hay llevado a cabo, deshacerse de su padre para quedarse con el hijo de otra. Está por ver si finalmente llevará a cabo sus planes o algo se lo impedirá.