El secreto de Puente Viejo

Gutiérrez salva a Nicolás de un disparo fortuito


Este viernes en ‘El secreto de Puente Viejo‘: Llega al pueblo un grupo de jóvenes que llama la atención, no dicen de donde son y todos se llaman Gutiérrez. Amalia está velando el sueño de Bosco cuando él pronuncia, entre sueños, el nombre de Inés. Seguimos viendo cosas del pasado de Severo, concretamente cuando su madre, Isabel, muere.

En el capítulo de mañana

Francisca no tiene más remedio que aceptar a Amalia como cómplice. La chica la tiene en un puño.Amalia está velando el sueño de Bosco cuando él pronuncia, entre sueños, el nombre de Inés, sigue enamorado de ella. Amalia da largas a Inés para no liberarla, escudándose en que Bosco está de viaje. María también da largas a Tristán y consigue quitárselo de encima fingiendo sentir culpa por lo que sucedió. Así pues, deja vía libre a Fe para que pueda dejar el pasaporte en su lugar. Fe duda y termina dejándolo en un sitio diferente al que María lo encontró. María cumple su palabra y da un paseo con Tristán, que no deja de acosarla y asediarla.

La oportuna intervención de Gutiérrez, el portavoz de los forasteros, impide que Nicolás resulte herido de un disparo accidental. Conrado consigue hablar con Lucas y le pide ayuda. Lucas lo siente mucho, pero tiene que negarse. Conrado reconoce a Candela que está perdiendo toda esperanza de conseguir ayudar a Aurora. Emilia y Mariana están visitando a Aurora cuando llega una visita inesperada: se trata de Lucas. Alfonso aborda a los forasteros extrañado por sus apariciones y desapariciones. Ellos le piden posada. Seguimos viendo cosas del pasado de Severo, concretamente cuando Isabel se muere. Sabe que el futuro de sus hijos será aciago y les pide perdón por abandonarlos. Carmelo informa a Severo deque el traslado es inminente.

Los ángeles Gutiérrez, una trama de realismo mágico

Los integrantes del grupo vocal “DeuDeVeu”, visitan Puente Viejo y se cuelan entre sus habitantes con una trama de realismo mágico para propagar la esperanza propia de las Navidades. Los ‘hermanos’ Gutiérrez se quedarán en la Posada, porque saben que hay habitaciones disponibles para todos, sin hablar antes con Alfonso, que se sorprende de que ellos conozcan estos detalles.

Más tarde, cuando salvan a Nicolás de una muerte segura, todos piensan que la providencia es buena con ellos. Hipólito lleva unos días ensayando con los niños del pueblo villancicos con qué alegrar las fiestas. Así, apenas un par de días antes de que tenga lugar la función, todos los niños amanecen afónicos, con pocas perspectivas de que vayan a recuperarla para el día de Navidad. Aun así Gutiérrez les anima a que crean en la leyenda de la Navidad, esa que dice que unos ángeles se encargan de que cada año alguien cante en los pueblos para mantener vivo el espíritu navideño.