El secreto de Puente Viejo

Francisca saca sus sentimientos: “Me aterra encariñarme con alguien”


El frágil estado de salud de los hermanos Ortega ha hecho que Francisca saque su lado más protector y maternal. Echando la vista atrás, confiesa que “todos a quienes dio su cariño y su confianza la han abandonado” y que ya no le queda nadie de su sangre por el que penar. ¿Se convertirán Saúl y Prudencio en los protegidos de Francisca?