El secreto de Puente Viejo

Francisca quiere vengarse de Severo, está convencida de que él es el culpable


Este viernes en El secreto de Puente Viejo… Mauricio no permite que Adela e Irene visiten a María y las echa de la Casona de forma bastante brusca. Mientras, Fernando sí cuida a María de forma incondicional; sabe tranquilizarla y logra que descanse.

Francisca intenta por todos los medios animar a María, pero no lo consigue, ni cuando menciona a sus hijos. Francisca quiere vengarse de Severo, está convencida de que él es el culpable. Prudencio se desdice ante la invitación que le ha hecho a Lola para dar un paseo al sentirse ridículo, pero ella le interrumpe: encantada, acepta su invitación.

Adela, Irene y Marcela deciden proyectar una película para recaudar fondos para Elsa. Marcela le pide a Lola que anuncie la proyección a sus clientes y aprovechan para intercambiar confidencias, le cuenta el paseo que dará Prudencio y se muestra nerviosa, desde que rompió con su novio no ha vuelto a socializar con ningún hombre. Prudencio y Lola deciden ir juntos a ver la película a pesar de que saben que eso dará que hablar.

Empieza la proyección y todo el pueblo va llegando. Los últimos en hacerlo son Isaac y Elsa, que no esperaban semejante movilización ciudadana por ella, quien se emociona profundamente. Elsa tiene palabras de agradecimiento antes de la proyección… y nadie nota que alguien acecha…

Severo quiere que Carmelo despiste a los guardias para poder buscar a los artificieros. Carmelo propicia quedarse a solas con Severo para decirle que ya ha hecho lo que le pidió: ha despistado a los civiles para que sigan una pista falsa y que Severo pueda inspeccionar la zona del silo de arroz donde tendría que haber explotado la carga.

Mauricio aprovechará el “despiste” de Carmelo para atacar. Francisca sólo tiene que dar la orden: quiere a Severo Santacruz fuera de juego. Justo entonces, aparece Raimundo.