El secreto de Puente Viejo

 Fernando resiste bien el interrogatorio y no delata sus intenciones ante Fulgencio


Este miércoles en El secreto de Puente Viejo… El doctor Zabaleta informa que Antolina está fuera de peligro y, de momento, no ha perdido al bebé, pero mantendrá la sedación. Mientras, Isaac se muestra avergonzado, cree que es culpable del intento de suicidio de Antolina, y una conversación que tiene con Don Anselmo magnifica su culpa.

También Elsa se siente culpable y al hablar con Isaac le previene de que no conseguirá hacer cambiar a Antolina de opinión por mucho que se esfuerce en hacerle entender que no quiere estar con ella, lo más seguro es que lo vuelva a intentar. A la par, a Marcela le extraña que, estando embarazada, Antolina haya intentado quitarse la vida, y Consuelo cree que solo lo ha hecho para llamar la atención.

Zabaleta por fin quitará la sedación y así se espera que Antolina despierte en breve. Isaac le pide a Elsa que se marche para que no la vea cuando así sea, pero luego redobla la petición: no vuelvas.

Fernando resiste bien el interrogatorio y no delata sus intenciones ante un Fulgencio que empieza a dudar de ellas. Pero cuando llega a casa a comentar sus avances, se extiende la preocupación: ¿pueden confiar en él?

No tienen mucho tiempo para decidir, no obstante, pues el jefe de celadores informa a Raimundo de que Fulgencio tiene intención de hacerle una perforación.

Prudencio se enfrenta a Mauricio, sabe que se está perdiendo algo y quiere una explicación; no aceptará un no por respuesta. En el colmado han localizado a la mujer barbuda y le piden que venga para animar a Tiburcio, pero les va a cobrar el viaje y los gastos de manutención.

Severo está raro. Hace cálculos y estudios continuamente, parece preocupado, pero no dice por qué. Los primos han comprado radios para venderlas en el pueblo y que así alguien escuche sus emisiones.