El secreto de Puente Viejo

Fe, la luz que ilumina ‘El Secreto de Puente Viejo’


Muchos son los personajes que han pasado por Puente Viejo a lo largo de los casi cuatro años que lleva en emisión. A pesar de ello, cada uno tiene su esencia, su importancia, su razón de ser. Fe apareció en el capítulo 776 como la sirvienta de doña Bernarda. En ese momento nada hacía sospechar lo relevante que iba a ser y la evolución que iba a experimentar a lo largo del tiempo.

A su llegada, Fe se limitaba a ser la compañera de Mariana en esa cocina de la Casona que tantos secretos guarda entre sus cuatro paredes. Eso sí, desde el principio ya tenía un carácter diferente a cualquier vecino del pueblo. Su alegría y espontaneidad contrastaban con las penurias y pesares que abundaban en Puente Viejo. Tal era su gracia que hasta conseguía sacar una sonrisa a doña Francisca, algo inaudito en aquella época.

Pero el personaje de Fe no se limita a sonreír, cantar y provocar más de una carcajada en el público. Fe ha conseguido tomar cada vez más protagonismo en la serie. Tras la marcha de Mariana, se convirtió en el apoyo fundamental de Inés. Sin ella, la joven no habría logrado aguantar en la Casona tanto tiempo. Más tarde, tuvo un papel fundamental en el final feliz de Gonzalo y María, tras ayudar a la ahijada de la Montenegro en su dura investigación, que puso la vida de ambas en peligro.

Por lo tanto, hemos podido observar muchos matices en esta doncella tan pizpireta. La hemos visto feliz, triste, contenta, enfadada… Y enamorada. Porque no hay que olvidar que Fe no está sola en esa cocina. Raro es el capítulo en el que Mauricio no baja a visitar a la doncella, algo que no es casualidad. Cualquier excusa es buena para que estos dos personajes puedan hablar, discutir y coquetear. Una pareja a la que todavía le queda mucho por mostrar y que decir en la serie líder de la sobremesa.

La importancia ascendente de este personaje se encuentra avalada por el cariño que ha provocado en el público, ya que tras cada capítulo abundan los comentarios alabando el carácter de este personaje y de la gran actriz que hay detrás y que le da vida de una manera tan especial. Por lo tanto, no cabe duda de que Fe ha logrado ganarse el corazón de los fans puentevejeros que siguen la serie cada tarde. Pero lo mejor está por llegar porque Fe debe seguir con su cometido: llenar Puente Viejo de luz y alegría. Seguro que volverá a sorprendernos en más de una ocasión.