El secreto de Puente Viejo

Entrevista a Rubén Serrano, Conrado Buenaventura en ‘El secreto de Puente Viejo’


Rubén Serrano interpreta a Conrado Buenaventura, una de las nuevas caras de ‘El secreto de Puente Viejo’. Es el nuevo galán de la serie un joven solitario con un trágico pasado que oculta.

Cuéntanos cómo es Conrado, tu personaje en la serie

Un hombre con una buena educación y estudios (es geólogo), inteligente, noble, sagaz, y con las ideas claras. Pero un suceso perteneciente a su pasado le obligó a convertirse en una persona solitaria, hosca y cínica.

¿Cómo es su llegada a Puente Viejo?

Conrado venía con un objetivo concreto a Puente Viejo, y su intención era llevar todas sus acciones con el mayor secretismo y discreción posibles. Pero su primer encuentro con Aurora es, de alguna manera, un preludio de todo lo que se va a acontecer y los problemas que van a ir surgiendo. Así que podríamos decir que es una llegada un poco desafortunada.

¿Qué es lo que más te gusta de él?

Quizá su descaro y su determinación para hacer frente a los contratiempos. Cierto es que puede resultar arrogante, pero eso forma parte de la coraza que él mismo se ha ido creando a partir de ese secreto que guarda. Conrado es un hombre muy distinto a lo que aparenta ser, y eso le convierte en un personaje lleno de matices muy apetecible de interpretar.

¿Cómo va a ser su relación con la gente del pueblo?

Difícil. Conrado tendrá que tomar decisiones que no van a gustar a muchos vecinos del pueblo. Si a eso le sumamos la clásica rumorología que acostumbra a rodear a este tipo de personas que mantienen tanto las distancias…

  

 ¿Pero parece que tendrá una relación más intensa con Aurora…?

Sí, “intensa” sería la palabra que definiría su relación. Una relación que él va a intentar evitar a toda costa ya que podría poner en peligro la consecución de sus objetivos. Además Conrado guarda un misterio que le ha llevado a alejarse de la sociedad, un modo de recibir el castigo que merece por un exceso de ambición. Pero está claro que la chica no le produce indiferencia, y a veces en esta vida hay cosas que no podemos controlar.

¿Cómo te han acogido tus compañeros?

Muy bien. Es un grupo unido y hay muy buen ambiente. Esto siempre facilita el trabajo ya que son muchas horas las que pasamos en plató y camerinos.

¿Cómo afrontas el entrar en una serie tan consolidada, con tantos fans y con tanto recorrido?

Con mucho entusiasmo. Para mí es un orgullo que primero, Eva Leira y Yolanda Serrano, confiaran tanto en mí, y después la dirección de la serie ratificara esta confianza. Vengo de trabajar en una serie diaria en Cataluña en la que he estado cuatro años seguidos y de algún modo ya sabía lo que me esperaba. La audiencia es exigente, pero al mismo tiempo entregada a una serie que después de más de dos años continúa aumentando su público. Supongo que es el resultado del trabajo bien hecho, y yo voy a intentar aportar mi granito de arena para que todo esto vaya a más.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando entraste en el plató de la serie?

Lo cuidados que estaban todos los detalles del decorado, atrezzo,etc. Realmente ayuda a transportarte a otra época, lo que hace que el viaje actoral sea aún más bonito.

¿Cómo te ves con la ropa de principios de siglo XX?

Al principio me costó un poco acomodarme al vestuario. Entraba en algunas escenas con el sombrero en mano, dos bolsos, la chaqueta,… y me sentía bastante patoso. Poco a poco lo voy haciendo mío y ya no me siento tan rídiculo como las primeras veces que me veía en el espejo.

Si no fueras Conrado, ¿qué personaje te habría gustado interpretar?

Ahora mismo no me puedo imaginar haciendo otro personaje en esta serie. Conrado Buenaventura me parece un bombón de personaje.

Si quieres ver más imágenes de Rubén Serrano, entra aquí