El secreto de Puente Viejo

En la mina, crece la complicidad de Tomas y Alicia


Este jueves en El secreto de Puente Viejo… Ignacio explica a sus hijas que Doña Begoña, su madre, tuvo un brote y Manuela la sorprendió atacando a Carolina con unas tijeras. Fueron los médicos los que determinaron que lo mejor era aislarla, por ver si así, restauraba su equilibrio. El padre lamenta su silencio, pero creyó que era la mejor forma de protegerlas.

Llegan los pedidos para producir nuevos envases y Urrutia se preocupa, habrá que contratar más obreros para cumplir los plazos de entrega. Pablo confiesa a D. Ignacio que de niño soñaba con ser su hijo, pero ahora, le parece una pesadilla.

Adolfo aconseja a Tomas olvidarse del asunto del cheque y no exigir a su madre explicaciones. Juntos presentan a la marquesa la previsión de producción que necesita la mina para satisfacer la demanda de Solozábal, pero a Doña Isabel no parece interesarle demasiado el tema y delega en sus hijos la tarea.

En la mina, crece la complicidad de Tomas y Alicia y el de los Visos se admira de las capacidades e inteligencia de la joven. Los tres concejales esperan a Mauricio, pero el alcalde les da plantón, como ya previó Matías que sucedería con el regreso de Francisca.  El capitán Huertas previene a Mauricio de que vienen días complicados, con varias huelgas a la vista.