El secreto de Puente Viejo

Elsa, desesperada: “Mejor morir despeñada que morirme aquí dentro”


A sabiendas de que su secuestrador no da señales de vida y es muy poco probable que quede en libertad, Elsa elabora un plan con el que salir de su celda. Juntando las sábanas y los trapos con los que se encuentra allí dentro, Elsa se dispone a hacer una larga cuerda con la que descender por la fachada del castillo.