El secreto de Puente Viejo

Don Anselmo, a un paso de quitarse la vida por su gran culpabilidad


Al borde de un precipicio, Don Anselmo le ruega a Dios que le de una contestación sobre el motivo que le llevó a actuar de esa forma. Siente que está destrozando la vida de buenas personas y que solo quitándose del medio puede vivir en paz. Don Berengario y Raimundo llegan al lugar donde se encuentra para pararle los pies, ¿podrán hacerlo?