El secreto de Puente Viejo

D. Ignacio decide explicar a sus hijas los motivos para ocultar lo sucedido con su madre


Este miércoles en El secreto de Puente Viejo… Mauricio no concibe que Francisca no le reciba, intuye que la marquesa le está influyendo, pero Antoñita le pide que se marche. A Francisca le apena el plantón, pero  Doña Isabel le recuerda que debe tener claro lo que quiere contarle a su antiguo capataz.

Adolfo comenta a su madre, el regreso a  la mina, tras su paso por la fábrica y de paso, hablan sobre su compromiso con Rosa. La marquesa le previene, pero Adolfo quiere cumplir sus promesas. Tomas comprueba la eficacia de Alicia y también su carácter, difícil, pero muy franco. Informa a su hermano del extracto del talonario descubierto por un importe de 35.000 pts.

Rosa interroga a Manuela, al descubrir que acumula las cartas que durante años escribieron a su madre, pero el ama de llaves evita responder. En medio del alboroto, llega D. Ignacio y asume toda la responsabilidad,  ordenó a Manuela no enviarlas. Rosa se queja de la actitud de su padre y Adolfo, le compara con su madre, pero Rosa se va alterando hasta perder los nervios y se bloquea, recordando el último arrebato que tuvo con su hermana Marta. Adolfo intenta calmarla y Rosa le confiesa su temor a heredar la locura de su madre. D. Ignacio decide explicarles sus motivos para ocultar lo sucedido con su madre.

Mauricio comparte con Marcela y Matías su chasco al no ser recibido por Francisca, y sus amigos le recuerdan que la Montenegro  hace lo que le conviene, en cada momento. Marta propone a Mauricio poner un anuncio para conseguir un médico, pero el alcalde sigue mohíno. La concejala constata que solo piensa en Francisca, justo  lo que Matías le adelantó que ocurriría.