El secreto de Puente Viejo

 Cuando por fin se encuentra con Alfonso listos para irse a casa, se encuentra con que él está ciego


Este miércoles en El secreto de Puente Viejo… Raimundo delata a Nicolás a cambio del compromiso formal del General de liberar a Emilia y Alfonso. Alfonso provoca la ira del general al enfrentarse a él cuando éste le informa de lo ocurrido.

Emilia se entera de que es libre, pero antes de salir quiere asearse. Hace prometer al abogado que nadie sabrá nunca lo que ha ocurrido aquí y él le da su palabra: nadie lo sabrá. Cuando por fin se encuentra con Alfonso listos para irse a casa, se encuentra con que él está ciego.

Julieta le dice al General, a la cara, lo que todo el mundo piensa. Cuando Saúl se entera, pone el grito en el cielo, y Consuelo otro tanto: ahora sí, deben huir de Puente Viejo.

Fe se recupera y recibe a visita de Dolores, quien insinúa que la desaparición de Nazaria le viene especialmente bien a la posible pareja que haría con Mauricio. Esto pone sobre la mesa la situación de verse cuidada por él, y Fe se siente mal, fuera de lugar, incómoda dado lo que hubo entre ellos. Su futuro es incierto.

Melitón dice que no es homosexual y que hablará de su pasado amoroso frente a Dolores para callarle la boca.

Todo el pueblo se entera de la inminente marcha del General y corren rumores de que alguien ha delatado a Nicolás; Carmelo intentará enterarse y así confirma lo que ha hecho Raimundo.

Raimundo cuenta que su mujer está triste y mohína por Saúl, lo echa de menos tanto como a Tristán: la historia se repite. Además, es capaz de admitir frente a Prudencio que su hermano siempre fue su favorito.

Irene besa inocentemente a Severo en la mejilla para que Carmelito lo imite, pero ese beso lo trastoca.