El secreto de Puente Viejo

 Con la ayuda de Prudencio, Saúl se va, necesita ver a Julieta


Este martes en El secreto de Puente Viejo… Saúl ha sido declarado inocente. Será libre en cuanto se resuelvan las cuestiones burocráticas. Francisca recibe con alborozo la noticia de la absolución de Saúl y lo recibirán de forma especial.

Nazaria le propone a Vicente organizar un robo para saldar su deuda  con el botín obtenido. Mauricio insiste en que nota algo raro en Vicente. Nazaria zanja el asunto: mientras trabaje bien y no dé problemas, no hay más que hablar.

Candela está más tranquila, la soledad le está haciendo bien. Consuelo y su nieta seguirán cuidándola. Con el paso de los días Candela ya no llora, pero una idea inquietante empieza a abrirse camino en su cabeza… y empieza a enfocar a Venancia.

Emilia acude donde Consuelo pidiendo por favor que le desvele el paradero de Candela, está muy preocupada y desesperada por darle apoyo. Emilia ha ido a ver a Candela. Ella ya está segura de saber quién se llevó a su hijo… Venancia.

Severo muestra la publicación con la foto del niño. Aunque no es la ideal, ojalá valga para encontrarlo.

Se desvela el misterio. Dolores y Tiburcio han estado haciendo huesos de santo por las noches.

Muchos han venido a recibir a Saúl en casa de Francisca y compartir la alegría de su libertad. Con la ayuda de Prudencio, Saúl se va, necesita ver a Julieta. No sabe que la chica justo en ese momento está contando la verdad a su abuela: ha renunciado a Saúl a cambio de su libertad.

Cuando Saúl se tira en brazos de su novia, ésta le aparta. Se alegra de su liberación pero corta con él: “lo nuestro se acabó para siempre”.

  

Haz clic aquí para ver más fotos