El secreto de Puente Viejo

Carmelo quiere averiguar detalles del accidente


Este viernes en El secreto de Puente Viejo… Antolina pregunta por Elsa e Isaac le da el parte, pero ella no tiene prisa por irse hasta que él le reconoce el error que cometió casándose con ella. Más tarde se presenta Consuelo que le cuenta la muerte de Adela. Marcela se prepara para el funeral y Antolina le comenta lo sola que se siente y los reproches que ha recibido de Isaac en el hospital. Marcela se escandaliza por su atrevimiento y le dice que acepte que Isaac no le pertenece y que adora a Elsa. Matias consigue convencer a Isaac para dar un paseo y justo entonces aparece el Dr. Zabaleta para avisar que traen a Elsa a la habitación. La llegada conmueve a Isaac que rompe en llanto. Antolina aprovecha para fisgar en la que fue su casa y hacerse con una llave, allí sola, se aprecia su maldad y rencor, pero está a punto de sorprenderle Consuelo.

Raimundo sigue cavilando con Mauricio sobre el accidente y lo difícil que va a resultar que Carmelo y Severo no apunten a Francisca como la inductora principal. María comenta la tragedia con Francisca y lamenta la pérdida de la maestra, pero termina discutiendo con su madrina porque ésta desprecia a la difunta y le parece que era una advenediza. Fernando da el parte a María sobre velatorio y sobre la tensión vivida, se hace el afectado porque le recuerda su reciente viudez y le confiesa que su compañía le devuelve las ganas de vivir y que está acondicionando La Habana para que pueda vivir allí, si así lo desea.

En el velatorio todos glosan la memoria de la difunta cuando aparecen Raimundo, Fernando y Mauricio, la tensión se palpa; Severo comenta a Raimundo que ese accidente ha sido oportuno y sospecha que Francisca está detrás y aunque éste lo niega rotundamente, el ambiente se carga de reproche. Tras el entierro Severo no quiere dejar solo a Carmelo, pero este le ruega que lo haga, quiere acercarse a charlar con el mecánico del coche, averiguar detalles; disimula frente a su amigo, pero ya sólo, se le intuye la rabia en el gesto. Raimundo se presenta en casa de Severo y le transmite su malestar por las acusaciones vertidas contra su esposa e insiste en que ella no es la responsable.

Lola y Prudencio siguen con su romance, Dolores quiere indagar, está mosca e intuye que algo traman.