El secreto de Puente Viejo

Breve acercamiento entre María y Gonzalo


  • Gonzalo y Tristán se preocupan por el estado anímico de Raimundo, quien confiesa que odia a Francisca
  • Fernando intenta consumar su matrimonio con María pero ella se niega y él intenta forzarla
  • Tristán está enfermo y Aurora toma el control de la situación impidiendo a su padre salir de El Jaral

En el capítulo de mañana
Francisca y Aurora se guardan las distancias. Por compromiso, Francisca la invita a la Casona. Aurora toma la invitación de su abuela al pie de la letra y se presenta en casa de la Montenegro. María se siente deslumbrada por su prima Aurora, que parece dispuesta a cultivar su relación. Gonzalo y Tristán se preocupan por el estado anímico de Raimundo y se esfuerzan por implicarle en las obras. Raimundo confiesa a Alfonso que el único sentimiento que le despierta ahora Francisca es odio.

Soledad se entera por Federico de que el desenlace es inminente y Pía ya está siendo vigilada. Soledad da carrete a Olmo mientras Mariana le organiza una cita con los costureros para avisarles del peligro que corren. Soledad sólo puede dar una opción a los costureros: marchar de Puente Viejo para siempre.

Tristán visita a Candela intentando que no se pierda del todo su amistad y la anima a visitarlo. Pedro se encuentra a Vladimiro y la mujer misteriosa y teme que vayan a matarlo. Vladimiro ha desenfundado su pistola para salvar a Pedro de un peligro de muerte. María se corta en una mano y Gonzalo la atiende. El contacto con el cura le recuerda su amor pasado. Fernando intenta consumar su matrimonio con María. Ella se niega y parece que él va a forzarla. Mariana se encuentra a María llorando. Ha visto salir a Fernando y lo culpa directamente. Tristán está enfermo y Aurora toma el control de la situación impidiendo a su padre salir de El Jaral.