El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Sube la temperatura entre Hernando y Lucía


Esta semana, del 17 al 21 de abril, en ‘El secreto de Puente Viejo‘: Marcela agradece a Matías que la haya defendido ante su padre, Lucía sigue provocando a Hernando y la temperatura sube entre ellos, Raimundo cada vez se mueve más y despierta sorprendiendo a todos con su actitud, y mucho más. Sigue leyendo para enterarte de todo.Las sinceras palabras de Nicolás hacen mella en Hernando

Capítulo 1556 (Lunes, 17 de abril): Sube la temperatura entre Hernando y Lucía

Cristóbal y Carmelo corren hacia la habitación en busca de la figura espectral que han visto asomada a la ventana. Pero Cristóbal y Carmelo no han encontrado a nadie en la habitación, y Cristóbal ordena tapiarla. Pero esta medida no amaina el asunto fantasmal: Cristóbal escucha el llanto de un bebé procedente de la habitación que ha ordenado tapiar.

Don Berengario riñe a Dolores por hablar alegremente de la aparición de fantasmas, a estas alturas casi todo el pueblo está informado de lo que ocurre en La Quinta.

Marcela agradece a Matías que la haya defendido ante su padre, la chica se muestra verdaderamente enamorada. En los manantiales sigue el día a día sin la presencia de las dos mujeres de la casa, y aunque convaleciente, Lucía se suma al desayuno de Hernando algo provocativa.

Más tarde, Lucía le encuentra bebiendo, algo deprimido, por cómo está yendo su matrimonio, y con los efluvios del alcohol, éste empieza a comentar asuntos de la intimidad marital de los que Lucía parece enterada… ella termina consolándole con un tierno y excitante beso en la comisura de los labios. La temperatura entre ellos sube.

Cuando Camila telefonea interesándose por ella y por Hernando, Lucía aprovecha para malmeter ladinamente. Pero Hernando, asediado por los remordimientos, habla con Lucía para dejar las cosas claras.

Capítulo 1557 (Martes, 18 de abril): Raimundo sale de la cama y deja a Francisca inconsciente

Raimundo cada vez se mueve más. Ha tirado la mesilla, en lo que parece un intento de incorporarse, y esto es peligroso porque temen que en el momento que se recupere físicamente no podrán hacer nada por evitar que se marche.

El último encuentro entre Raimundo y Carmelo

Lucía reacciona bien a la distancia que pide Hernando movido por los remordimientos. Ella confiesa que si actuó así no fue por capricho, que se siente atraída por él desde el momento en que le vio, pero que sabe que está casado con Camila y que es a ella a la que quiere a su lado. Por su parte, pueden olvidarlo porque sólo ha sido un casto beso de consuelo en un momento bajo. Él queda conforme, pero para ella es sólo una estrategia.

Así, cuando Hernando espera la llamada de Camila, Lucía aparece con una lesión que requiere revisión médica. Hernando se ve obligado a acompañarle dejando a Camila colgada. Cuando consiguen hablar Camila se muestra profundamente molesta; él se llena la copa varias veces. Es entonces cuando Lucía se presenta ante Hernando y consigue seducirle y llevárselo a su cuarto.

Matías viene buscando a Beatriz para contarle la situación que vive con Marcela, pero se encuentra con que ha salido de viaje. El muchacho tiene miedo de que le llegue la información por otro lado, que no sea de sus labios de quien escuche las malas nuevas. Pero mientras, deben ocuparse del tema del papeleo con Don Alselmo, quien aprovecha para prevenirle, debe terminar su relación con Beatriz ahora que se va a casar con otra.

Cristóbal pide que tiren la pared con la que ha quedado tapiada la habitación después de haber escuchado el llanto de un bebé proveniente de dentro. Llega el momento que todos temían: Raimundo sale de la cama, deja a Francisca inconsciente y parece a punto de hacer una locura.

Capítulo 1558 (Miércoles, 19 de abril): Cristóbal sufre alucinaciones cada vez más graves

La intervención de Mauricio es providencial y el doctor Zabaleta no sabe qué ha podido pasar esta vez por su cabeza.
Hernando intenta arrepentirse, pero Lucía no lo deja y lo arrastra hasta la cama donde consuman la infidelidad. Hernando se muestra más tarde muy arrepentido, pero ella le dice a las claras que lo disfruto muchísimo y que le gustaría que volviera a suceder.

Garrigues: Hemos de convertir esa boda en un recuerdo imborrable

Lucía está a punto de volver a seducir a Hernando, pero una llamada de Camila se interpone entre ambos. Gracia confirma a Adela que los concejales no se la han tomado tan en serio con el asunto de la escuela como le gustaría. La mujer se planta frente a ellos con una buena defensa y Carmelo la secunda cuando Onésimo pide que se retracte ante los molestos ediles.

Marcela y Matías terminan de comprar los hilos y Dolores se entera de la inminente boda… lo que parece un error fatal. Cristóbal sufre alucinaciones cada vez más graves.

Capítulo 1559 (Jueves, 20 de abril): Camila nota que su esposo ha cambiado y planta cara a Lucía

Camila anuncia que regresa. La llamada hace que Hernando logre resistir la tentación, y cuando llega, a pesar de los comentarios con segundas intenciones que escupe Lucía, el matrimonio tiene el firme propósito de reconquistarse. Pero al poco, Camila se pone seria; ha notado que su esposo ha cambiado y es por Lucía: le planta cara.

Camila: No pienso soportar que me ninguneéis en mi casa

Francisca explica por qué separó a Fe y a Mauricio: no puede consentir que se vaya sabiendo todo lo que saben. Carmelo y Onésimo encuentran a Cristóbal en estado de trance. Tiene que descansar y mañana airearse un poco… está enajenado. Pero lejos de despejarlo, el paseo por el pueblo aumenta la desazón de Cristóbal. Más tarde, la aparición de una plaga aumenta la crispación. ¿Será Francisca? Carmelo no lo cree.

Beatriz ve con entusiasmo la reconciliación de su padre con Camila y desea lo mismo para ella y Matías sin saber lo que se le viene encima. Alfonso y Emilia sufren porque ven al chico abocado a una vida sin amor. Pero cuando Beatriz recibe la noticia de que el chico ha pasado para hablar con ella, decide darse un tiempo para hacerse la dura y que se trabaje más su perdón, convencida de que es la reconciliación lo que le espera. Raimundo por fin despierta aparentemente tranquilo.

Capítulo 1560 (Viernes, 21 de abril): Marcela suelta a Beatriz la noticia bomba, va a casarse con Matías

Carmelo acude en defensa de la maestra a pesar de estar en inferioridad de condiciones. Adela huye cuando Carmelo parece perdido, llega la maestra con refuerzos y los matones huyen. Adela cura a Carmelo y él aprovecha la cercanía para explicar las circunstancias que rodearon la muerte de su esposo.

Marcela libera a Matías de su condena perpetua

Asamblea ciudadana para exigir al Ayuntamiento que reaccione ante el ataque de Adela. Onésimo se lo toma en serio y se plantea destituir a los concejales, a la par propone a Adela y Gracia que se incorporen al consistorio.

Camila finalmente cree que la influencia de Lucía ha sido positiva para reconciliarse con su marido sin intuir que el objetivo de su amiga es el inverso. Cuando Hernando va a agradecer la discreción de Lucía, ella le deja claro que siempre que la mire le estará deseando; no parece fácil aguantar esa presión sexual para el Dos Casas. Y así, Hernando no puede responder a las insinuaciones románticas de Camila porque recuerda a Lucía.

Raimundo se mantiene alerta, sin expresión aparente y el Doctor Zabaleta no sabe determinar el alcance de las nuevas lesiones.
Emilia y Alfonso sugieren una solución desesperada para la situación de su hijo, pero Matías insiste en cumplir con su obligación. Beatriz sueña con bajar al pueblo para poder encontrarse por fin con Matías. Beatriz busca a Matías y se encuentra con Marcela, quien le suelta el bombazo de que casa con su amor.

Mauricio informa sobre los fenómenos extraños de Miel Amarga, a quien la doña no dá pábulo, pero de pronto, el monje se le aparece a Francisca.

Haz clic aquí para ver más fotos