El secreto de Puente Viejo

Avance semanal de ‘El secreto de Puente Viejo’: Saúl y Julieta viven un apasionado momento


La semana del 2 al 6 de abril en ‘El secreto de Puente Viejo‘…

Capítulo 1794 (Lunes, 2 abril): Julieta planta cara a su marido dejándole claro que no dejará de ver a su abuela

Convencido de que Fe está ayudando a Nicolás a escapar, da orden de detenerla. El general está listo para ir a Puente Viejo. Recibe noticias de la operación contra Fe: no estaba escondiendo a Nicolás y tienen que dejarla libre.

En el pueblo, los colaboradores y allegados de Nicolás celebran el final feliz, pero saben que le echarán muchísimo de menos. Cuando parece que todo empieza a ir bien… llega el General.

Raimundo llega por fin a La Casona y, aunque sin dar detalles, reconoce ante Francisca que ha estado ayudando a Nicolás.

A Severo le molestan las flores que ha puesto Irene en casa porque le recuerdan tiempos felices que no volverán.

Julieta planta cara a su marido dejándole claro que no dejará de ver a su abuela. Saúl escucha la discusión, sin atreverse a intervenir. Saúl se interesa por la discusión, pero Prudencio le para los pies y le pide que no se meta en su vida. Nazaria seduce a Prudencio.

Capítulo 1795 (Martes, 3 abril): Prudencio quiere consumar su matrimonio con Julieta por la fuerza

El general quiere una habitación. Alfonso y Emilia se disponen a dar la voz de alarma, pero Alfonso apenas puede avisar a los demás: llega el General para hablar con el Alcalde. Carmelo insiste en la inocencia de los puentevejinos, pero no convence al General. A la par, Francisca ha estado haciendo averiguaciones y se confirma que el General es muy peligroso.

Carmelo informa a los demás: darán largas al General, puede ser un error, pero no hay otra opción. El General viene a preguntar por la hija de Nicolás y Marcela le da la versión “oficial”. El General no va a intentar averiguar dónde está Juanita pues está seguro de que está con su padre. Hará pagar al pueblo entero si insisten en apoyarlo.

Prudencio la rechaza en el último momento y echa a Nazaria, horrorizado de sí mismo. Nazaria confiesa su fracaso: Prudencio no se dejó seducir ni se dejará en el futuro. Prudencio quiere consumar su matrimonio con Julieta por la fuerza, y ella se niega. No lo consentirá.

Capítulo 1796 (Miércoles, 4 abril): Carmelo transmite su pesimismo después de la entrevista con el General

Julieta se disgusta con Prudencio cuando éste le exige que cumpla como esposa. Julieta huye. Nazaria atiende a Prudencio y ambos conversan sobre su último incidente.

Prudencio consultará a Consuelo acerca del paradero de Julieta y ésta queda preocupada, así, preguntará por su nieta a Saúl cuando se cruce con él. Pero Julieta se ha refugiado en el bosque en busca de soledad. Saúl pregunta por el paradero de Julieta y Prudencio se siente descubierto.

Carmelo transmite su pesimismo después de la entrevista con el General Pérez de Ayala. Francisca y Raimundo reciben la visita del general y ella le asegura que apoya su causa. Melitón informa de que el General Pérez de Ayala ha convocado a todo el pueblo en la plaza y Alfonso empieza a preocuparse por que la cosa se ponga muy fea…

El General por fin habla con el pueblo y pregunta una última vez si alguien tiene noticias acerca del paradero de Nicolás. Ante la ausencia de respuesta, el General asume que tendrá que investigar con sus medios de militar.

Mauricio se preocupa por Fe, cree que el General arremeterá contra ella y en ese sentido, lo tiene claro, hay que protegerla. Pero el primer paso del General es otro: Melitón informa de la orden de Pérez de Ayala de cerrar el Colmado y quemar las mercancías.

Capítulo 1797 (Jueves, 5 abril): La familia Mirañar va a perder su negocio acusados de insalubridad

Ante las preguntas de Saúl, Prudencio sigue manteniendo en secreto la huida de Julieta con cierto aire de reto: dice que Julieta está en su alcoba y que no se atreva a importunar su descanso. Pero, finalmente, Prudencio no tiene más remedio que reconocer que Julieta ha desaparecido: organizarán una batida de búsqueda.

Melitón no bromea: la familia Mirañar va a perder su negocio acusados de insalubridad. Tras el comunicado, los Mirañar salen apesadumbrados mientras los guardias empiezan a guardar la mercancía en cajas para su destrucción.

Carmelo intenta defender a los Mirañar enfrentándose a Pérez de Ayala, pero resulta un gesto inútil, pues éste amenaza con más acciones como esta. Y sí, es un juego de presión que continúa con el General haciéndose el encontradizo con Marcela y haciendo carantoñas a Camelia.

Adela visita a Irene que se va sintiendo más cómoda con Severo y en Puente Viejo, y es que entre ambos, empieza a surgir una amistad tranquila.

Capítulo 1798 (Viernes, 6 abril): Saúl y Julieta se encuentran y viven un apasionado momento

Los Castañeda se ponen en marcha para tratar de localizar a Camelia, y cuando llegan a la plaza se encuentran al General Pérez de Ayala esperándoles con la niña. Todos tratan de calmar el ánimo de los Castañeda, y por mucho que Emilia pida a Francisca que actúe para librarlos del General, de momento cree que es mejor no intervenir.

Adela se enfrenta al General Pérez de Ayala y él le habla de los hijos de una forma que hiela la sangre; debe echar mucho de menos a Ulpiano…. Y así, le busca un lío en la Escuela Naval donde prosigue su formación.

Prudencio vuelve agotado y sin noticias de Julieta y se encuentra con que Saúl le acusa de ser el responsable de la situación, así pues, se lanza a buscarla él mismo si su esposo decide bajar los brazos. Lo primero que hace es acudir donde Consuelo, que le hace ver que su nieta puede pasar días alejada de civilización: ella cree que estará en el bosque y que no se dejará encontrar con facilidad.

Julieta está en el bosque y parece dispuesta a no regresar a la vida de la que ha escapado. Mientras, Prudencio tiene que admitir que su hermano ha ido a buscar a Julieta mientras él está aquí. Y en el bosque, finalmente, Saúl y Julieta se encuentran. Sobran las palabras: se besan apasionadamente.

Dolores y Tiburcio vuelven de viaje de novios y todos intentan retrasarles el momento del disgusto lógico de cuando se enteren de la clausura del Colmado.

Haz clic aquí para ver más fotos